2/22/2007

Las temidas canastillas del hospital...


Se acerca el momento y la sensación de tenerlo todo “atado y bien atado”, de que todo esté bajo control, te va a ayudar mucho a la hora de dirigirte al hospital. Por eso y porque vas a necesitar una serie de cosas que hasta ahora eran desconocidas, es mejor que con tiempo suficiente tengas organizada la famosa canastilla, con aquello que necesitan tanto el bebé como la mamá cuando vayan al hospital.
Es evidente que cuando llegue el momento los nervios y las prisas no van a dejar sitio a mucho más, por eso, lo más imprescindible es conveniente que esté ya previsto y preparado sobre todo teniendo en cuenta que la fecha del parto siempre es un cálculo aproximado (si no se trata de un parto programado) que se puede retrasar como adelantar y es conveniente que en cualquier caso nos pille preparados.
Hablamos de la famosa canastilla, la bolsa de aseo o para las más prácticas una bolsa de viaje en la que eso sí incluirás aquello que necesite el recién llegado que a partir de ahora va a cambiar por completo vuestras rutinas.
¿Le habré preparado ropa suficiente? ¿Será la apropiada o tendrá frío o le dará mucho calor..? ¿Tengo que comprar pañales?... En ese momento lo normal es estar hecho un mar de dudas.
En condiciones normales el bebé y la mamá suelen pasar en torno a 2 – 3 días en el hospital, de alargarse esta estancia tampoco hay que alarmarse porque seguro que el papá o algún familiar o amigo de confianza podrá acercarse hasta nuestra casa para coger aquello que necesitemos.
No cabe duda de que cada uno puede incluir en la canastilla todo aquello que considere necesario pero no se trata de preparar una maleta para el peque y la mamá, sino de cubrir las necesidades sin complicarse la vida. Por eso, lo más imprescindible, lo que realmente se va a utilizar es por norma general:
- 3 ó 4 camisetas o bodies de algodón dependiendo de si el niño nace en verano o en invierno, cuando hace frío son más acogedores y arropan mejor los bodies, teniendo en cuenta la estación en la que nazca el pequeño serán también de manga corta o de manga larga.
- 2 ó 3 jerseis de lana fina o algodón, la lana por supuesto siempre de la que no suelte pelos para que el bebé no se los trague
- 2 ó 3 pares de calcetines o patucos, son muy prácticas también unas manoplas porque los bebés suelen nacer con las uñas un poco largas y no se las podemos cortar hasta que han pasado unos días, por eso las manoplas evitarán que tu pequeño se arañe sobre todo en la cara y de no encontrar manoplas, no pasa nada, siempre le podemos poner en las manos uno de los pares de calcetines de los que hemos llevado al hospital
- 2 arrullos que cubran perfectamente al pequeño
- un neceser con los productos imprescindibles que incluso en la clínica u hospital se vana poder usar: gel suave, colonia sin alcohol (que sólo se aplicará sobre la ropa), alcohol de 70º (para curar su ombliguito hasta que se caiga), peine o cepillo suave (hay que recordar que son muchos los niños que nacen con bastante pelo que luego van perdiendo con el paso del tiempo y que conviene peinar en los primeros días de forma suave)
- para salir del hospital se puede optar por la opción cómoda y vestir al niño con un bonito pijama que permita sus movimientos fácilmente o, posar para la foto con algún conjunto que le abrigue en el cambio de temperatura y que le permita también moverse
- es recomendable un saquito para sacar al niño del centro
- no debemos olvidar bajo ningún concepto un gorrito que se le pondrá al pequeño desde el mismo momento del parto, la cabeza es el lugar que no vestimos habitualmente y por el que el pequeño pieder más rápidamente temperatura una vez que ha nacido, por eso es imprescindible llevar en la canastilla 1 ó 2 gorritos de primera puesta, de algodón y que no le opriman, que les sean cómodos para que no esté inquieto pero sí abrigado
- incluir la documentación que haga falta para el ingreso en el hospital y para el posterior registro del bebé
- la ropa que hayamos decidido llevar a nuestro pequeño siempre debe estar confeccionada con productos y tejidos naturales, tenemos que evitar los lazos, los botones y las cremalleras, siempre optaremos por los velcros o los automáticos para los cierres; es más que recomendable que la ropa que vayamos a llevar al hospital la hayamos lavado en casa previamente (con un jabón neutro o especial para pieles sensibles y sin suavizante) antes de que sea estrenada por nuestro hijo, se trata de prevenir en la medida de lo posible las irritaciones en la delicada piel del recién nacido.
Aunque no esté incluida en la canastilla es imprescindible para sacar al niño del hospital si vamos a hacerlo en coche que tengamos ya prevista la silla o el moisés que vamos a instalar en el vehículo y con el que nuestro peque va a llegar seguro a su nueva casa.
Pero no sólo tenemos que preocuparnos de nuestro recién llegado, no hay que olvidarnos a nosotras mismas... algo que empezará a pasarnos mucho a partir de ahora. También hay que prever una canastilla para la nueva mamá.
Se recomiendan siempre prendas cómodas y sobre todo fáciles de poner, quitar y lavar. Es más aconsejable que sean camisones (2 ó 3) y no pijamas, la prenda que se utilice y además que se puedan abrir por delante fácilmente para favorecer la lactancia del pequeño. Por comodidad y por higiene son muy socorridas las bragas desechables (una docena aproximadamente) ya que se mancharán por culpa de los loquios. Son recomendables también los sujetadores de lactancia y de no estar usándolos ya en los últimos meses del embarazo, se deben llevar al menos 2 al hospital.
Una bata cómoda, unas zapatillas y algún par de calcetines también nos serán de utilidad.
Y por supuesto nuestra bolsa de aseo con lo que consideremos necesario además de lo imprescindible (gel, champú, hidratante,...).
Por lo general para salir del hospital lo mejor es utilizar un modelo amplio, en realidad puede servir la misma ropa con la que se entró, aunque quede un poco ancha no merece la pena comprar nada nuevo cuando poco a poco cada cosa va a volver a su lugar y nuestro cuerpo seguro que recupera con un poco de paciencia y constancia, su anterior figura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...