3/14/2007

El cerclaje uterino

El embarazo es un proceso de cambio. El cuerpo de la mujer embarazada está en continuo cambio, en continua adaptación y algunos órganos se plantean retos por primera vez. Lo habitual es que el cuerpo humano responda como lo que es, una máquina perfecta, pero en ocasiones esta perfección necesita una pequeña ayuda médica. Durante este proceso de cambio que definimos como embarazo, el control por parte del profesional médico, del ginecólogo, es continuo y en este control se incluye la evaluación periódica del cuello del útero mediante examen digital o/ y ecografías periódicas; por lo que si en estos controles se apreciara que el cuello del útero se ha borrado prematuramente o es un cuello excesivamente corto, el médico propondrá una medida como esta, el cerclaje uterino, para garantizar que el proceso llegue a buen puerto.
El cerclaje uterino es una técnica quirúrgica que consiste en una pequeña intervención mediante la cual se aplican los puntos necesarios en el útero de la mujer embarazada para conseguir que este órgano no dilate en el proceso del embarazo antes de lo que debiera y pueda terminar malogrando el mismo. Se lleva a cabo en casos de insuficiencia cervical, es decir, cuando existe una dificultad o incapacidad en el cuello del útero para mantenerse cerrado el tiempo necesario para llevar un embarazo a término. Se emplean estos puntos de sutura en mujeres que han tenido pérdidas previas de embarazo en torno al segundo trimestre o en mujeres embarazadas con otros factores considerados de riesgo como pueden ser, por ejemplo, un cuello uterino corto apreciado por el médico en un examen digital o mediante ecografía. Exactamente la intervención se lleva a cabo en el cuello del útero y se suele realizar en torno a las semanas décima y décimo sexta de gestación. Se puede realizar con anestesia Epidural o general y en las últimas semanas de gestación, cuando el útero sí debe dilatarse, estos puntos se retiran.
Es habitual que a aquellas mujeres embarazadas a las que se les ha aplicado el cerclaje uterino, también se les recomiende un reposo más o menos absoluto durante el embarazo para asegurarse de que la gestación llega a buen término en un buen momento.
El cerclaje uterino, es conveniente saber que, no garantiza al cien por cien la insuficiencia cervical, existe una pequeña proporción de fracasos que son tenidos en cuenta por los profesionales que lo realizan. Puede producirse una infección del líquido amniótico, una rotura prematura de membranas o una infección urinaria para la madre gestante. Además, también ocurre que al retirar los puntos en torno a la 38ª semana de gestación, se pudiera desencadenar el parto.
El cerclaje uterino no deja de ser un procedimiento médico invasivo que en la mayor parte de los casos se realiza con éxito pero que no está exento de riesgo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...