El Palau de la Música se llena de bebés

De momento van a ser dos fines de semana pero, quien sabe, si la iniciativa funciona, si los niños disfrutan y si así se fomenta el amor por la música ¿por qué no repetir? Se trata de la iniciativa que en este mes va a desarrolla el Palau de la Música de Valencia, que va a ofrecer dos conciertos especialmente dirigidos al público que menos sabe fingir, al que si algo no le gusta.... llora, sí, dirigidos a los bebés.
Los recién nacidos, como es lógico, podrán acudir al Palau de la Música de Valencia acompañados por sus padres o familiares los días 26 y 27 de este mes de abril, concretamente a la sala Martín y Soler. Las sesiones serán de 11’30 y 12’30 de la mañana y no sólo escucharán composiciones de Haendel y Mozart especialmente adaptadas para este público, también habrá obras de grandes músicos valencianos acompañadas todas ellas de proyecciones audiovisuales que seguro van a encandilar a los más pequeños.... y a sus acompañantes porque este tipo de melodías está comprpbado que relaja a los bebés y sin duda también lo conseguirá con los adultos, a los que tampoco les vendrá mal un breve respiro.
Ya hemos mencionado la importancia de la música en el desarrollo psíquico, físico e incluso emocional de los más pequeños e iniciativas como estas suponen un estímulo más para los bebés. Bebés que como bien saben los responsables del Palau de la Música de Valencia, en un futuro serán adultos que pueden disfrutar consumiendo estos productos tan exquisitos.
Los conciertos pensados para niños de 0 a 1 año están inscritos en la celebración del vigésimo aniversario de esta entidad musical y sus responsables pretenden implantar esta buena costumbre e ir aumentando esta cita con la música.
Los interesados en acudir con sus peques a estos conciertos deben darse prisa porque el aforo es limitado.
Pero no sólo hay música para bebés en el Palau de la Música de Valencia, también tienen “Música en Familia” un programa cultural que en 2006 consiguió acercar a 15.000 personas al mundo de la música con mayúsculas. Bandas sonoras, mimo, piezas de Rossini, Prokofiev y por supuesto, Mozart, serán algunos de los platos que se van a poder disfrutar en este suculento menú musical... vayan abriendo boca porque esto promete muchas satisfacciones.

0 comentarios:

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Mientras tanto en Instagram..

Follow @ pilar_mamasfulltime