miércoles, 18 de julio de 2007

El Yogur: Una delicia para el Paladar y un Aliado para nuestra Salud

Es de sobra conocido que el yogur se encuentra en la lista de los alimentos más beneficiosos para nuestra salud y obviamente ¿por qué no iba a ser igual de bueno para nuestros peques?

Pues sí, se trata de un magnífico alimento que ofrece numerosos beneficios a nuestros hijos.
Permite el desarrollo de la flora bacteriana lo que ayuda a una mejor asimilación de los nutrientes que contienen y aportan los alimentos. Es rico en ácido láctico, encargado de estimular las enzimas digestivas y además ayuda a regular el sistema digestivo del bebé.
Es sin duda uno de nuestros mejores aliados a la hora de sentarnos a la mesa, a pocos niños les disgusta un buen yogur.. ¿no?





Aunque el yogur como es de esperar tiene los mismos principios nutritivos que la leche, sin embargo tiene una más fácil digestión y todos sus componentes se asimilan mejor por el organismo, se descomponen con mayor facilidad y pasan más deprisa que otros alimentos al torrente sanguíneo. La digestión es más sencilla, en resumen.
La lactosa, el azúcar que contiene la leche de por sí, en el yogur se convierte en ácido láctico que provoca una acidificación y hace que las proteínas lácteas se coagulen y tanto estas proteínas como las grasas de la leche pasan por una "predigestión" al convertirse en yogur, haciéndose más fácilmente digeribles por el organismo.

yogur alimentación salud estómago nutrición
En mi casa, se quedan así..
Según los expertos, puede ser incluso en algunos casos un alimento apropiado para niños que no toleren la leche de vaca precisamente por los beneficios que aporta a la flora intestinal. No se puede olvidar que el yogur combate tanto las diarreas como el estreñimiento y reduce los efectos negativos de los antibióticos así que son aún más recomendables cuando los niños han estado o están enfermos y tomando este tipo de medicamentos, algo que suele ocurrir con relativa frecuencia sobre todo en esta época del año.
Algunos nutricionistas recomiendan tomarlos en el desayuno de cara a preparar el intestino para recibir todos los alimentos que se ingieren durante el día, pero tampoco es negativo tomarlo por la noche, por ejemplo, antes de ir a la cama o para merendar cuando vuelven del cole, por ejemplo.
A partir de los seis meses parte de los nutrientes que necesita un niño para su desarrollo los puede obtener del yogur, para esta edad hay que tener en cuenta que es más saludable el yogur natural (el mismo que come el resto de la familia...) y es mejor que lo tome a temperatura ambiente y no recién salido de la nevera.
Cuando ya son más mayores, cada uno le añade al yogur lo que más le apetece, en nuestra casa, los cereales a la hora del desayuno o de la merienda son un acompañamiento habitual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...