9/02/2007

Cuando hacer caca es un problema

Lo que parece que iba de maravilla resulta que se tuerce justo al quitar el pañal. En muchos niños, expulsar las heces no es ningún problema hasta que las empiezan a retener de forma voluntaria cuando se les retira el pañal y se les fuerza a aprender a controlar sus deposiciones. Puede llegar incluso a ser la pescadilla que se muerde la cola, retienen las heces porque les hace daño y al final les hace daño precisamente por la retención.
Se considera estreñimiento infantil a la emisión de menos de 3 deposiciones de heces a lo largo de una semana, heces duras y secas que produzcan dolor en el pequeño.
Es evidente que lo mejor es consultar siempre con el pediatra que dará las indicaciones pertinentes para solucionar este problema pero tampoco está de más que pongamos a trabajar nuestro sentido común. Suele resultar eficaz con algunos niños crearles un hábito a la hora de visitar el servicio, tener un horario, sentar al niño cada día más o menos a la misma hora, lo mejor sería después de comer o de cenar, eso sí no obligarle a que se quede allí solo y aburrido porque lo podrá entender como un castigo y nos puede salir el tiro por la culata.
Sin duda la dieta es muy importante, es recomendable aumentar ligeramente el consumo de agua y de alimentos ricos en fibra, la fruta que sea posible es recomendable que el peque la coma con piel, las verduras deben ser constantes en su dieta y las legumbres frecuentes.
Podemos sustituir el pan blanco, la pasta habitual o el arroz por sus variantes integrales que aumentan la ingesta de fibra. Para que consuma más frutas podríamos hacer batidos con leche y fruta o mezclarlas con yogur.
Siempre dentro de lo que nos marque el sentido común y comentándole el problema de nuestro hijo a su pediatra el estreñimiento podemos combatirlo y ganarle la partida consiguiendo que la visita diaria al inodoro no se convierta en una penitencia para los más pequeños que además les acompañe durante toda su vida.

Parece que no ve bien

Es muy difícil saber qué les pasa a nuestros bebés por la incapacidad que tienen de verbalizar lo que sienten, lo que viven, lo que les gusta o lo que les disgusta. Por eso a veces sacamos un instinto que muchas veces no sabemos ni que tenemos y descubrimos que en alguna ocasión algo no va como debiera y nos parece conveniente acudir a un especialista. Esto es muy frecuente si hablamos de problemas de visión infantil.
Cuando todo va bien es perfecto pero cuando sospechamos lo mejor siempre es consultar con un oftalmólogo pediátrico. Si por ejemplo notamos que no conseguimos captar la mirada de nuestro hijo, que él o ella no se anima cuando nos ve, que le molesta en exceso la luz, que se frota los ojos de manera excesiva, que hace extraños movimientos de ojos o de cabeza, que un ojo le llora o se le infecta con cierta frecuencia, que su desarrollo motriz no progresa adecuadamente,... son solo algunos indicios que nos pueden animar acertadamente a acudir con nuestro pequeño a un especialista que podrá dar con la solución y dejarnos mucho más tranquilos.
Los trastornos más comunes durante la infancia suelen ser la miopía, el estrabismo y el ojo vago, para tratarlos a tiempo lo mejor es vigilar el desarrollo de la visión durante los primeros años de vida sobre todo cuando van a empezar su etapa escolar entre los 3-4 años de edad. Puede que ellos no se quejen porque lo consideran normal pero si notas que tu hijo se acerca mucho al papel al pintar y dibujar, o que desvía un poco uno de los ojos, o que los entorna como si enfocara con ellos para ver algo que se encuentra lejos, puedes estar detectando una posible anomalía en su visión que es mejor corregir cuanto antes. O también puede que sí que se quejen, por ejemplo de dolores de cabeza cuando se acerca la tarde, eso también puede traducirse en una posible dolencia en la visión.
Además, cuando haya sol también debes prestar atención a sus ojos si por ejemplo guiña mucho uno de ellos cuando el exceso de luz le molesta o su parpadea con frecuencia, puede ser que tenga un cuerpo extraño en el interior del ojo o puede que sea recomendable acudir a un oftalmólogo pediátrico.
Los ojos de los más pequeños son tan frágiles como importantes, conviene que les echemos un vistazo cuanto antes.

9/01/2007

Se acabaron las vacaciones

Se acabaron las vacaciones.. que no el verano y aunque ligamos al mes de agosto con el verano, aún nos quedan por delante casi veinte días más de estación. Acabaron las vacaciones y regresamos al trabajo, a la rutina, a casa,... a las obligaciones y también a nuestra vida diaria, eso sí, con alguno que otro cambio...
Algunos han pegado el estirón veraniego habitual, otros han perdido su primer diente, los hay que han probado alguna comida por primera vez en estas vacaciones e incluso... algunos han aparecido de repente en estos días de tranquilidad y reposo o a algunos se les ha "encargado" también aprovechando la tranquilidad del periodo vacacional.
Todo vuelve a su sitio pero... todo ha cambiado... esperamos y sobre todo, deseamos que sean cambios muy, muy positivos para todos. Feliz regreso.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...