jueves, 13 de marzo de 2008

La temida infertilidad...


No cabe duda de que engendrar una nueva vida nos llena de grandes satisfacciones pero también es cierto que no conseguirlo nos puede llenar de frustración y tristeza. La falta de capacidad reproductiva, la infertilidad, supone un gran problema para quienes la padecen y una de las causas más importantes de infelicidad en una persona y en una pareja. Una necesidad que siempre requiere de ayuda especializada para poder ser superada.
En los últimos años los avances en técnicas de fertilidad han sido imparables, han aparecido nuevas técnicas, hay nuevas posibilidades, hay mejores tratamientos,... de todo ello es imprescindible buscar una buena y adecuada información cuando nos queremos enfrentar a un problema como este y la familia o los amigos a pesar de las buenas intenciones que puedan tener, no siempre están bien informados.
La infertilidad, bien masculina o femenina, se define como la imposibilidad de una pareja para lograr la concepción, algo que por cierto es bastante complicado ya en condiciones normales por lo que cualquier interacción puede hacer de la concepción casi una “misión imposible” para la que es bueno y positivo buscar ayuda profesional.
La OMS calcula que entre un 10 y un 15% de las parejas a nivel mundial tiene algún tipo de problema relacionado con su fertilidad, hablamos de escala mundial, o lo que es lo mismo, hablamos de entre 60 y 80 millones de personas, es algo mucho más frecuente de lo que podríamos pensar. Además, según esta misma organización se está produciendo un aumento progresivo aunque aún no se puede localizar un factor específico sí se barajan distintas opciones como el aumento de la edad a la que las parejas deciden tener su primer hijo, la mayor incidencia de enfermedades de transmisión sexual entre los jóvenes que dejan secuelas en la edad adulta (principalmente en la mujer), la polución medioambiental y el tan traído y llevado estrés de nuestra vida diaria, serían algunos de los culpables del aumento de la infertilidad en las parejas de todo el mundo.
Siempre hablamos de “las parejas”, dejando muy claro que no se trata de una patología exclusiva de uno de los dos sexos aunque en cada uno se desarrolla de una manera distintas como era de esperar. Las causas más frecuentes de infertilidad femenina, se relacionan con trastornos de ovulación y anomalías anatómicas mientras que entre las causas que afectan a los varones destacan sobre todo la disminución en la cantidad de los espermatozoides así como las alteraciones de la calidad y la funcionalidad de estos, en estas causas pueden intervenir factores hormonales, genéticos, inmunológicos o inflamatorios.
Para plantear la posibilidad de solución de este problema lo más importante es acudir a un medico que realice una evaluación simultánea de la pareja, la mayor parte de los casos se tratan con medicamentos o cirugía.
Para mayor información:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...