jueves, 27 de marzo de 2008

Llegó el momento de la monitorización

Se va acercando el momento del nacimiento y los controles se hacen más frecuentes y más exhaustivos, puede incluso que eso llegue a agobiarte o a asustarte si es la primera vez pero no tiene por qué, siempre es mejor conocer cómo va el proceso y así evitar cualquier posible sorpresa en el último momento.
Desde la semana 37 de gestación se empieza a realizar con una periodicidad semanal la monitorización fetal.
La monitorización fetal es una técnica de control que se emplea durante el embarazo y después también durante el proceso del parto. Se colocan dos detectores en el abdomen de la embarazada y se recoge de este modo la frecuencia cardiaca fetal y las posibles contracciones uterinas, si este registro da un resultado normal viene a indicar que no existe sufrimiento fetal, por ejemplo, si durante este control el feto tiene hipo... es buena señal, está a gusto en el vientre materno.
Durante el parto se debe realizar este mismo registro aunque ahora los detectores no son abdominales sino que se aplican por el cuello del útero directamente sobre el feto, en su cuero cabelludo para ser más exactos y sirven para ir interpretando por el personal médico a lo largo del proceso la existencia o no de sufrimiento fetal.
Existen posiciones que le defienden y otras que la desprecian, según la OMS, por ejemplo, no debería emplearse en partos en los que no exista un alto riesgo ya que provoca el aumento del número de intervenciones sin que exista un claro beneficio ni molestias innecesarias para la madre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...