lunes, 11 de enero de 2010

Día de nieve, de risas, de luz, de bolas y... ¡sin cole!

¡¡¡¡¡Impresionante!!!!
¡¡¡¡Qué nevada tuvimos ayer por la tarde en Madrid!!!
Yo recuerdo, cuando vivíamos en un pueblito al sur de la Comunidad de Madrid, que cuando era niña, el autobús del colegio no podía llegar a todas las paradas así que si nevaba ya sabía que ese día no había cole. Disfruté de unos cuantos días de nieve, siempre menos de los que hubiera deseado pero desde entonces... ya no recuerdo una nevada como la de ayer por la tarde en Madrid. ¡Increible! ¡Qué bonito todo tan nevado! Y claro... tal y cómo cayó por la tarde y por la noche pues... se veía venir cómo iba a ser la mañana.... sin cole....

Al peque le ha empezado a disgustar la nieve en sus primeros contactos, demasiado fría... no es que haya llorado aunque lo parezca, pero protestar sí ha protestado un poco al principio.... sólo al principio, qué conste.

En seguida le han tomado la medida entre los dos, la ayuda de su hermano mayor (en esto como en todo) ha sido de gran ayuda para que los juegos de bolas de nieve no se hayan hecho esperar...

De hecho, alguna bola ha acertado en plena cara... pero todo es motivo de risa cuando nos quedamos en casa calentitos y no hay que ir al cole.... ¡qué gusto!

Y estos son los guantes que han ayudado a la hora de hacer bolas sin que las manos se quedarán tan frías como la propia nieve, muchas gracias a los "tíos adoptivos" que se los regalaron porque seguro que nos hemos evitado una dosis de mocos y toses muy incómoda para empezar el año.

Ya más animado el peque se incorpora al juego, la puntería de momento no le acompaña e igual que las bolas caen hacia delante y dan en la puerta... también van para atrás o le caen en la cara pero ya no importa, hemos pasado la primera prueba y ahora la nieve... ¡¡¡¡nos gusta!!!

Las bolas, limpiar las plantas de nieve, patinar por la rampa del garaje... hay tantos entretenimientos hoy en casa que da gusto no tener que ir al cole...

Así estaba el laurel del patio antes de que lo limpiara mi chico grande.



Y así la vaya de la pasiflora, sí, da frío verla pero estaba tan bonita...


Ya le da el sol a todo y la nieve se convierte en agua, los regueros de las calles, los canalones de los tejados,... todo está mojado, ahora queda la luz, una luz intensa del sol reflejado en el blanco impoluto de la nieve del jardín... seguro que es una buena señal del año que ahora empieza. Los peques están descubriendo que la nieve se hace agua y... hay que pasar a otra diversión, que suerte tengo de que estos sean todos sus problemas....

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...