Caricias en el corazón

Soy muy partidaria de todas las muestras posibles de cariño, los besos, las caricias, los abrazos, de hecho he estudiado cursos de quiromasaje y reflexología podal y confío plenamente en las bondades del contacto, del hecho de coger la mano cuando alguien necesita consuelo, del abrazo cuando vemos a un amigo. Ni que decir tiene que los achuchones a y con mis peques son todo lo frecuentes que puedo y que ellos quieren.
Otra de la fomas de dar y recibir cariño es recisamnte el masaje después del baño o de la ducha, sobre todo cuando son más pequeños y el contacto físico con su mama o su papá les relaja tanto y les da tanta seguridad. Os dejo un par de videos en los que se puede ver claramente cómo es el masaje, en qué consiste y sobre todo cómo se realiza.
El primero es un video en el que se puede ver a una mamá practicando un masaje de tipo shantala en su forma más original, más auténtica, sobe sus propias piernas y de una forma tranquila pero vigorosa. Yo solo añadiría a la ejecución, ir hablando suavemente al bebé, el tono de voz de mamá puede ayudar mucho a relajar sus músculos mientras se masajea su pequeño cuerpecito.




El segundo video explica más detalladamente los movimientos y los pasos que hay que seguir para hacer un masaje completo al bebé. El contacto con la madre sólo lo dan los dedos y las manos, por lo que es muy importante la mirada y... hablarle, ya que no nos toca o no está apoyado sobre nosotras al menos que nos escuche que seguro que se tranquiliza aún más.
La verdad es que el momento del masaje puede ser uno de los más dulces del día y seguro que de un modo u otro influye en el desarrollo emocional y sensitivo de nuestros propios hijos y de nosotros mismos.


0 comentarios:

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Mientras tanto en Instagram..

Follow @ pilar_mamasfulltime