martes, 27 de abril de 2010

De castillos, reyes y leyendas...

Con la llegada por fin del sol y el buen tiempo a la Comunidad de Madrid, la asociación de madres y padres del colegio de mi hijo organizó (organizamos...) hace sólo unos días una estupenda excursión al castillo de Manzanares el Real. 
Para poneros en antecedentes os contaré que se trata de una fortaleza-palacio propiedad de la Casa Ducal del Infantado.
Se considera por las autoridades de turismo madrileñas como "el castillo más emblemático y mejor conservado de la región" y nosotros podemos dar fe de ello. No es que sea muy grande pero la visita se hace amena y entretenida, sobre todo porque es teatralizada, o sea que se supone que son los "Duques del Infantado" los encargados de ir explicando a los vistantes cada uno de los secretos de su "hogar dulce hogar". Antes de entrar y de una forma muy cortesana, nos deleitaron con malabares y juegos que a los niños ya les sirvieron para cambiar de época, ambientarse y disfrutar como auténticos caballeros y princesas, aunque también hay que reconocer que algunos venían muy "ambientados" ya de casa...


Para los niños fue una excursión de lo más entretenida y además muy instructiva y para los mayores también.
Comenzamos la visita por el zaguán en el que nos mostraron nuestros anfitriones los enormes tapices (que a mí, absoluta desconocedora del tema, me parecieron no muy bien conservados...), recorrimos de la mano de "los duques" el patio porticado del castillo con su doble corredor porticado, nos mostraron amablemente la llamada "sala santillana" montada como sala de reuniones con una impresionante mesa de madera en el centro de la estancia,  visitamos la sala del infantado donde también pudimos disfrutar de tapices y óleos de la época, subimos al "estrado de las damas" una estancia modelo de habitación de tradición islámica que además cuenta con una ventana-mirador original de la construcción del siglo XV y por supuesto nos enseñaron también la alcoba-oratorio donde la cama viene del Teatro de La Zarzuela y recrea una cama de la época.  De todas las estancias interiores no pudimos hacer fotos por "derechos de imagen de la Comunidad de Madrid" pero del exterior sí que hicimos muchas y podéis ver lo bonito que es el castillo y lo bien que lo pasamos corriéndolo y recorriéndolo... que hay para todos los gustos...















Pero lo que más gustó (sobre todo a los más pequeños) fue la galería de Guas,  una galería cubierta en la zona más meridional con arcos rebajados desde donde se puede acudir a las cuatro torres ubicadas en cada uno de los ángulos del edificio. Desde aquí es obligado disfrutar de la magnífica vista del embalse de Santillana aunque desde el "estrado de las damas" a mí casi me gustaba aún más.   


Resumiendo: pasamos una mañana de lo más entrenida haciendo algo juntos, en familia y con amigos, amigos de distintas edades a algunos los conocíamos a otros no y se convirtieron en nuevos amigos, sobre todo para los peques fue una forma de divertirse fuera de la rutina de los fines de semana, una forma de aprender sin dejar de pasarlo bien. Ya estamos planeando la próxima excursión... ya os hablaré de ella, seguro que lo pasamos igual de bien o quizás mejor ¡quién sabe!

PD.- En curso pasado, nos fuimos a una "reserva de burritos" que hay también al norte de la Comunidad de Madrid, se llama Burrolandia, también lo pasamos genial durante toda la mañana, si quereis echarle un vistazo a nuestra excursión os dejo aquí el enlace a la entrada que publique en su momento... ¡qué disfrutéis!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...