jueves, 1 de julio de 2010

De dos en dos

Como mínimo...
Se nos presenta un mes de julio en el que va a ser muy difícil no llevar a los peques al cine, esperemos que por lo menos no pasen mucho frío porque algunas salas como poco deberían revisar sus termostatos...
Pero volviendo al tema, este año las secuelas cinematográficas vienen de dos en dos.
La primera de ellas será la cuarta parte de Shreck (no sé si vosotros veíais de niños “La Bola de Cristal”, yo sí y eso de la “cuarta parte” tiene un puntito especial... ya sabéis... cosas de la infancia).
La segunda la tercera parte de Toy Story. Vayamos por partes.

La historia del ogro ha sido de lo más divertida y sin duda de lo más lucrativa para los estudios DreamWorks que estaban a puntito de cerrar su división de animación hasta que dieron con este filón sin explorar. Y eso que la idea es bastante sencilla. Se trata de dar un toque de ironía, de humor y de ternura a los cuentos más populares, a los de toda la vida, a los que conocen al dedillo mayores y pequeños (por aquello de entretener también a los adultos cuando llevan a sus peques al cine...).
En esta ocasión Shreck que es un ogro muy humano, se plantea aquello de “y que hubiera pasados si no...”, si no hubiera conocido a Asno, si no hubiera conocido a Fiona, si no se hubieran casado y si no hubieran tenido sus pequeños ogritos. Sin duda supuestos que más de uno y más de dos nos habremos planteado alguna vez ¿no?

Dicen sus responsables, sus diseñadores, sus creadores que esta es la última película de Shreck pero... ya veremos como funciona en taquilla y según haga caja les creeremos o no... yo tengo mis dudas. Por supuesto esta también viene en 3D que se supone que va a ser la salvación del cine frente a la piratería aunque... ya se están realizando espectáculos en 3D para la tele doméstica así que... algo más tendrán que inventar.
De todos modos, si el ogro no cumple con esta cuarta y supuesta última entrega tampoco hay que ponerse a temblar. Aquella máxima de que “de una boda siempre sale otra boda”, los de Dreamworks deben conocerla y pretenden de un taquillazo sacer como poco otro nuevo a partir de otro personaje, en este caso el enigmático Gato con Botas que próximamente está previsto que tenga su propia película todita para él aunque se agradecerá que de vez en cuando aparezcan “sus amigos” haciendo algún cameo ¿no? Bueno, para eso hay que tener un poco más de paciencia.

Para la que tendremos que tener algo menos será para la segunda gran producción, la segunda gran secuela que aterriza en nuestras salas este verano. La tercera parte de las aventuras de Woody y Buzzlightyear, la tercera entrega de Toy Story, por supuesto también en 3D como no podía ser de otro modo a estas alturas de la historia.


El 23 de Julio sabremos lo mucho y lo rápido que ha crecido Andy, ya va a la universidad y se plantea qué hacer con sus viejos juguetes... y nada mejor que compartirlos, bueno mejor dicho: regalarlos, nada menos que a una guardería que seguro que le van a sacar mucho más partido que un universitario como él. El planteamiento es bueno ¿no? 
Enseñar a los niños a compartir, a regalar sus cosas, aunque sean sus juguetes, sus recuerdos,... y además pasar un rato divertido con personajes más que conocidos por todos ¿qué más se puede pedir?

Lo dicho que hay que buscar un hueco este verano para ir al cine, con la excusa de llevar a los peques muchos adultos aprovechamos para hacer un viaje a la infancia con pelis como estas, un viaje que siempre es agradable sobre todo por compartirlo con ellos, con nuestros peques. ¡Feliz cine!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...