Como peces en el agua

Siempre que pienso en verano una de las imágenes inevitables y de las primeras que vienen a mi mente es la piscina. Jugar durante toda la tarde en el agua, nadar, echar carreras, inventar historias, hacer una pequeña pausa para la merienda y seguir jugando como peces en el agua. Es uno de los recuerdos más refrescantes y el sonido de tirarse a la piscina desde el bordillo es uno de los más divertidos y atrayentes del verano, al menos del mío.... y por lo que he podido ver este año: también del de mis hijos y del de los hijos de mis amigos.... Hay cosas que no cambian y la verdad ¡lo entiendo!
Buceando como pececillos...

Intentando descansar en "territorio enemigo"...

Las colchonetas son siempre un terreno perfecto para empezar nuevos juegos, para hacer grandes alianzas y sobre todo... para descansar un poco sin salir del agua.

Algunos lo de no salir del agua se lo toman muy-muy a pecho...

El "reposo del guerrero" sin dejar su territorio. Peparándose para la siguiente aventura por supuesto ¡¡¡en la piscina!!!

0 comentarios:

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Mientras tanto en Instagram..

Follow @ pilar_mamasfulltime