Sin excitantes

Ya teníamos claro en casa que las bebidas refrescantes de cola no eran las más recomendables para nuestros peques. Sí, a ellos les gustan quizás porque todo aquello que se prohibe parece más atractivo... no sé, el caso es que salvo en escasas, escasísimas excepciones los peques, en casa, no toman refrescos de cola.
Ahora tenemos un motivo más para no ofrecerselos. Primero era el excitante de estos refrescos que era lo que les faltaba a estos dos "terremotos" que tengo en casa que encima un agente externo les ponga más "las pilas"... no, mejor no.
Después vino el asunto del sobrepeso y la obesidad infantil algo que siempre es mejor prevenir que curar, así que tampoco, mejor seguíamos sin consumirlas.
Y ahora me encuentro con un artículo en el que además señalan a este tipo de refrescos como posibles causantes de descalcificación de los huesos de nuestros peques, aquí tenéis el enlace del artículo en cuestión y os pongo un pequeño estracto del mismo para que le echeis un vistazo...

"...el consumo frecuente de las bebidas azucaradas y con multitud de aditivos no es saludable. La asociación entre su ingesta y el exceso de peso es tan certera como para desaconsejar a los niños su consumo. Si además los refrescos son de cola, a los ingredientes comunes (agua con gas y azúcares) se agregan cafeína y ácido fosfórico, dos aditivos inconvenientes para la salud de los más pequeños, en particular. La cafeína es una sustancia excitante y el ácido fosfórico en exceso desequilibra el balance orgánico de calcio y puede favorecer la descalcificación ósea,..."

Supongo que ahora que vamos camino del invierno apetecen menos las bebidas "refrescantes" pero sería bueno que no lo olvidaramos de cara al próximo verano, cuando los peques vengan sedientos a pedirnos algo para beber...

0 comentarios:

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Mientras tanto en Instagram..

Follow @ pilar_mamasfulltime