jueves, 7 de octubre de 2010

¿Y para qué...?

Cuando tienes un niño, cuando te conviertes en madre o en padre por primera vez, pasas a ser una presa fácil de los vendedores de cachivaches y artículos inútiles y absurdos. Artículos que te prometen la máxima seguridad y el máximo confort para tus peques y que por supuesto... tú vas y compras. Artículos que hablan de su educación y su alimentación como si ellos constituyeran las grandes soluciones a esos supuestos problemas... y tú vas y compras.
Esto es una situación que sólo se cura con el tiempo y la experiencia, los compras la primera vez, compruebas que o no funcionan o no son tan imprescindibles o no son tan eficaces o son perfectamente sustituibles por otros mucho más asequibles... así que no los vuelves a comprar nunca más, no los recomiendas a tus amigos y amigas y cuando tienes un segundo hijo directamente te ríes cuando los ves... de esos hay muchos y seguro que todos tenemos una laaaarga lista de ellos.
Hoy paseando por la red me he encontrado con alguno nuevo y... os los enseño a ver qué os parecen.... a mí me da un poco la risa.
El primero "el macarrón silbato", unos macarrones que suenan, que puedes silbar mientras te los comes, bueno.. no, o te los comes o silbas... las dos cosas a la vez va a ser que no. Se supone que son más atractivos para los niños que no comen pasata.... yo no conozco a ninguno... pero además ¿si están cubiertos de salsa de tomate y queso rallado... también suenan? Me gustaría saber cuanto cuesta el paquete de medio kilo.... en fin....

pasta silbato

Y esta otra opción también tiene su... miga. Es una monada, lo reconozco, pero creo que para mí es tan bonito como inútil, mirad vosotros este "estuche-cartera" para llevar el sandwich al cole o al curro, lo que se tercie...
Porta sandwich
Claro que sólo cabe eso, un sandwich, así que si quereis que el peque lleve algo de bebida para acompañar el sandwich... deberá hacerlo en otro sitio, en otra mochila, o bolsa o bolso... y como es tan pequeño ¿lo va a llevar en la mano junto a la mochila de los libros o lo va a meter dentro de la mochila grande? ¿entonces... su utilidad... cual es?

Hay un montón de objetos inútiles por la red... seguro que podemos descubrir muchos de ellos juntos ¿os apuntáis?

3 comentarios:

  1. Vaya colección de trastos, aunque la sandwichera yo no la veo mal. Prefiero que mi nene lleve al cole su sandwich de los martes en una cajita (ahora se lo meto en un taper pequeñito) que envuelto en papel de plata. Así aprende a reutilizar y se evita la posible transferencia de elementos perjudiciales a la comida.
    El día que toca sandwich no puede llevar nada de beber, pero en el cole tienen su taza para tomar agua, así que solo llevaría la cajita en su manita...
    Pero, decididamente, no me lo voy a comprar. El va supercontento con su bolsita de Wall-e, repescada de cuando era un bebé y le llevábamos ahí sus purés o sus meriendas, y tampoco es plan de fomentar el consumismo desde que son tan pequeños.
    En fin, que simplemente quería decir que no me parece tan mala idea, aunque también habría que valorar el precio, que seguro que no es barato precisamente.
    Lo de los macarrones... sin comentarios... Dudo mucho que una vez esté cocida la pasta sigan silbando, pero no pienso comprarlos para hacer la prueba. Con lo baratito que me salió mi último kilo de macarrones :P

    ResponderEliminar
  2. La sandwichera a mí me recuerda a los cabasse que usabamos de pequeñas en el cole... pero me parece muy chiquitina... aunque es una opinión personal.
    Coincido contigo en que no deberíamos fomentar el consumismo desde que son peques... para eso ya están las tele y los dichosos anuncios...
    Gracias por charlar con nosotras,Eloisa. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Pues a mí me tienta comprar los macarrones para comprobar si suenan también cocidos y con tomate y queso, qué incertidumbre! jejeje
    La verdad es que cuando eres "novato" en esto de tener un hijo, te convencen enseguida de que tu bebé no podrá ser feliz sin este o aquel cachivache.Tú, claro, los compras todos porque llegas creer que si tu hijo no tiene eso no le estás dando lo mejor. A mí al principio me pasó: me gustaban las cunas de 1000 euros, las cómodas con cajones de 600euros, los muebles-bañera de no sé cuantos euros...¡cómo no se lo iba a comprar a mi nene! en un momento dado me paré a reflexionar ¿necesita mi hijo una cuna de 1000 euros? así que esta es nuestra realidad: Aarón duerme en la cama conmigo, no usamos cuna; compré una cajonera en Ikea por 50 euros, le puse tres pegatinas de animalitos de la selva y me ha quedado monísima; y también en Ikea compré una bañera por 5,99 euros que todavía estamos usando estupendamente. Estos son sólo algunos ejemplos...
    Con toda la pasta que me he ahorrado en cosas inútiles o demasiado caras, he podido coger 3 meses de excedencia, que mi hijo y yo hemos disfrutado juntos minuto a minuto. A veces lo que realmente necesitamos no se compra con dinero...
    Un beso.Paula.

    ResponderEliminar

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...