8/31/2010

Va por todas

El verano tiene muchas, muchas cosas buenas además de las vacaciones... claro. Una de esas cosas buenas es que hemos dado un pequeño repaso a la música que teníamos por casa un poco olvidada y nos ha gustado, a todos, a los cuatro. De hecho esta es una de las canciones que los mayores hemos recuperado y los pequeños han descubierto.
Es un tema del disco "Gente" del grupo "Presuntos Implicados" y es un canto a las mujeres, a las que "mueven el mundo con sus manos", a las que ríen, lloran y sueñan y entre ellas, yo veo también a muchas, muchas madres que a lo largo de la historia se han empeñado en continuar "moviendo el mundo" y en "no dejarse amilanar por la derrota". Me gusta mucho así que espero que a vosotros también...

8/30/2010

¡¡¡Regresamos!!!!

Se acabaron las vacaciones y ¡¡¡estamos de vuelta!!!
Aún quedan muchas cosas, los libros, las actividades extraescolares y por supuesto ¡¡¡la vuelta al cole!!!
El peque-grande empieza primaria, está encantado, tiene que llevar una mochila con los libros y ya se ha decantado por una de ruedas, de momento prima el lado práctico por encima del estético... esperemos que le due la lógica cuando llegue la "edad del pavo".
El peque-peque quizás vaya a la guarde un poco para ir aclimatándose a la rutina del cole... no lo tenemos aún muy claro, estamos en ello..
Pero TMP ha vuelto con energías renovadas, con más historias, con muchos amigos, con muchas ideas, con más fotos y aún más recuerdos que compartir con todos vosotros. Espero que disfruteis y que no dejeis de visitarnos. Gracias a todos y ¡¡¡Feliz regreso!!!

8/22/2010

A tortas con la comida

Por un lado yo quiero perder peso (como el 80% de la población española) y por otro lado... ando un poco preocupada porque el peque no coge peso. Sería fantástico que le pudiera pasar un par de kilillos como quien no quiere la cosa...
Lo mío ahí anda, lo suyo se está alargando demasiado, ya hasta los amigos reconocen que está un poco delgaducho y eso significa que no son simplemente paranoias de sus padres...
El caso es que se niega en redondo a comer lo que no le apetece, sin más razón. Se puede quedar sin comer, no tiene nigún problema, no llora porque tenga hambre, si le gusta lo que hay se lo come y sino se queda tan tranquilo...
Por ejemplo, para desayunar puede o beber un trago de cacao y punto o comerse tres trocitos de bizcocho casero y medio plátano. No tiene un patrón ni lógico ni constante...
Le gusta lo dulce, es goloso y en eso...¿tenemos suerte? supongo que sí. por lo menos a la hora de merendar lo tenemos un poco más fácil...sobre todo ahora con las meriendas de Hero. Es un gusto verle comer él solito y cuando se queda casi vacío el bote me lo trae para que saque las últimas cucharadas que le quedan. 
No es la solución pero por lo menos es algo hasta que se vuelva a poner "las botas" a la hora de comer, como hacía antes... hace sólo unos meses...

8/20/2010

A vueltas con el agua

Los informativos, no importa que sea verano, viene como siempre cargados de grandes tragedias. La penúltima, la de Pakistán y como siempre, en esta como en todas, los que más sufren son los niños.
No sé cuantos miles de niños ha calculado UNICEF que van a morir en esta catástrofe provocada por la terribles inundaciones que han hundido aún más ese país.
En unos mueren por culpa del exceso de agua, de riadas, de inundaciones,... en otro mueren por la falta de agua, por la sequía, por la mala gestión, por la falta de lluvia,... Es tremendamente injusto.
Y mientras tanto, aquí, en casa, nos permitimos tirar agua potable al sumidero cada vez que desaguamos nuestros inodoros ¿pero qué nos pasa? no podemos ser tan incoscientes... o al menos: NO DEBEMOS.

8/18/2010

Necesidad imperiosa

Sí, me he dado cuenta de que era esto, los dos tienen una necesidad imperiosa de gritar y a mí a veces, consiguen sacarme de mis casillas, lo siento... soy humana. Además, tienen una capacidad pulmonar con la que consiguen que tanto su padre como yo, como los vecinos de un entorno aproximado de doscientos metros, conozcan al dedillo sus movimientos a la primera de cambio.
Si juegan a algo, ellos gritan porque están contentos, porque se lo están pasando bien. Si se pelean, obviamente, ellos gritan para mostrar su enfado, su disputa y sus distintos puntos de vista... por decirlo de alguna manera.
A uno se le entiende, habla perfectamente (es lo que tienen los seis años ya cumplidos del referido), el otro no habla (sólo tiene dos y la diferencia verbal se nota a primera vista u... oído) pero no por ello se le deja de entender. En el caso del peque el lenguaje no verbal es casi tan importante o más que el verbal pero... no por ellos deja de gritar. Ni de lejos. Ni por error.
Poco a poco escuchando a amigas y mamás del entorno pues resulta que a sus hijos también les da por gritar de vez en cuando de una forma casi incontrolada e incontrolable. Gritos mientras juegan, mientras ríen, mientras se pelean, mientras discuten,... Sí, en mi caso también se cumple eso de mal de muchos... si ya lo dije al principio: soy humana...

8/11/2010

Ricas merendolas

Una de las mayores angustias de tener niños pequeños es que salgan "malos comedores". Sí, que no coman lo que sus mamás consideramos "suficiente", algo de lo más subjetivo pero... así son las "realidades de la maternidad responsable", ¡qué le vamos a hacer!
Yo no tuve ese problema ni de lejos con mi hijo mayor, comía (y come, a día de hoy) estupendamente. Como es normal come más cantidad de aquello que le gusta y hay que "pelear" más para que coma aquello que no le hace demasiada gracia. Prefiere las judias verdes a las acelgas, se come las espinacas con crema y queso pero no puede verlas en tortilla, se pirra por una pizza o un buen plato de spaguettis pero no le hace ascos a un arroz con setas casero o a un buen gazpacho.
El que vino a romper esta tranquilidad ha sido el peque-peque. Empezó genial, como su hermano, mordisqueando chuletillas de cordero con casi un año, sus purés, sus yogures, las verduras enteras enseguida formaron parte de su dieta... hasta que llegó el calor y los dos años. Hemos vivido un periodo estupendo rodeado de niños mayores durante las vacaciones y ha vuelto a comer como antes, quizás por imitación, no lo sé pero... hemos vuelto a casa. 
Lo bueno ha sido que hemos recibido un poco de ayuda y nos ha venido muy bien, la ayuda ha venido de la mano de Hero y su nueva gama de productos infantiles para la merienda que nos han mandado hace unos días y volver a verle comer ha sido un gusto. Aún tadaremos en volver a la "normalidad" pero la cosa va mejorando como podeis ver en la foto... ilustrativa ¿verdad?
Las texturas, el sabor,... supongo que un poco de todo, el que se coman fresquitos seguro que también ayuda, la cuestión es que los frascos de vidrio para merendar, los botecitos de plástico de postre y los tetrabricks de batido (que por cierto están muy ricos incluso para adultos...) para beber después de la cena, han formado parte de nuestro menú y seguro que será por bastante tiempo.

8/04/2010

Probando: Nuevo dentrífico

-¡¡Mamá..... yaaaaaa!!
- ¡Ni loco cariño! ¡Acabas de empezar... sigue un minuto más como poco!
Los vecinos siempre son los primeros en enterarse de que el peque se va a la cama... sobre todo porque tiene una cierta alergia inexplicable a pasar más de dos minutos cepillándose los dientes antes de acostarse y pretende que ese rato se haga cada noche más corto a fuerza de informarme  voz en grito desde su cuarto de baño de que ya ha finalizado "tannnn dura tarea". ¡Hay que ver, que malvados somos sus padres que le obligamos cada noche a sufrir tannnnto!
-¡¡Mamá, de verdad.... que se me van a desgastar!!
No si encima tiene gracia el cochinillo este...
- ¡Ya verás como no cariño...! ¡Venga que no queda nada!
Así hasta que desde la cocina le informo a voz en grito de que ya puede enjuagarse la boca, ya ha pasado el horrible y larguíííííísimo momento de lavarse los dientes antes de acostarse...

Como todos los días tenemos el mismo "protocolo de actuación" y como soy una mamá "creativa" (como todas las mamás) y como además se presentó la posibilidad de probar una nueva variedad de dentrífico de la marca Colgate, he decidido "atacar el problema" desde otro ángulo.

En cuanto vuelva a casa de sus segundas vacaciones con los abuelos, él y yo nos vamos a cepillar los dientes juntos cada noche, él con su pasta de dientes infantil, especial para niños y con sabor a chicle de fresa y yo con la mía, con un dentrífico específico para combatir la sensibilidad dental.
Nos pondremos a "frotar" juntos durante el ratito que a él se le hace una eternidad.... y os iremos contando como nos va. 
De momento este es el material con el que cuento para hacer polvo sus "barreras de defensa" en la dura lucha porque se lave los dientes... ¡Seguro que con esta ayuda tengo ganada la guerra!.... cruzo los dedos...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...