Al pan ¡pan!

Me gusta el pan. Me gusta comer pan cuando el pan es bueno. No me gusta el pan precocido, ni el pan chicloso. Me gusta ese pan crujiente que suena y que ya anuncia que estará delicioso antes de probarlo, sólo por el sonido, como decía "Remy" en "Ratatouille".
Por eso compramos hace años una panificadora y por eso procuramos hacer el pan en casa, por eso tenemos un molde para hacer baguettes en el horno que me compró mi amiga Maru y por eso nos gusta experimentar añadiendo nueces, almendras, tomates secos y haciendo panes que aumenten el placer de una buena comida.
Hoy los peques se han desayunado dos tostadas de pan cada uno con su mantequilla y su mermelada de fresa y estoy segura de que ha sido un desayuno de lo más saludable.
Por eso y porque me incomodan algunas modas con poco fundamento comparto la idea de que el pan forma parte de una alimentación saludable. Comparto la idea de que el pan es un poco de Placer otro poco de Alimento y una tercera parte de Nutrición. ¿No recordais los bocatas de la merienda cuando erais pequeños?¿o ese pan con aceite y tomate por encina con unas lascas de jamón serrano.... o ese pan con aceite de liva y un poquito de azúcar... o ese pan para mojar en la yema de un huevo recién fritito.... mmmm....
Os dejo este artículo para que vosotr@s mismos valoreis el hueco que tiene el pan en vuestra vida si es mucho, si es poco, si ha sido desplazado por algún otro alimento, si os ha influido alguna moda, si habeis educado a vuestros peques a comer o a no comer pan...

Por cierto, el aroma del pan que se está terminando de hacer en el horno o en la panificadora, creo que debería patentarse como uno de los olores más deliciosos del mundo y encima ¡no engorda!

0 comentarios:

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Mientras tanto en Instagram..

Follow @ pilar_mamasfulltime