Atracción Fatal

Sí, sucumben sin poder evitarlo... ellos lo intentan, creo, pero... es tannn difícil...
El peque-mayor lo lleva mejor, al menos delante de nosotros, sus padres...
El peque-peque no puede superarlo y sucumbe a la atracción de hacer que su hermano se ría cada vez que dice una con su todavía media lengua.
Os hablo de las palabrotas... no estoy orgullosa de ello ni de ellas pero... "idiota" o "imbécil", son "conceptos"y vocablos que se han colado en el vocabulario de mis hijos y me está costando sangre, sudor y lágrimas sacarlas de ahí...
No es que me pregunte aquello tan socorrido de "...¿dónde las habrán aprendido?..". Yo sé positivamente donde las han aprendido los dos: en su propia casa, más concretamente en el salón de su casa. Cuando nos las he pronunciado yo las ha pronunciado alguno de sus personajes favoritos de dibujos animados... ¡qué suerte!
Ahora intento quitarles esa fea costumbre, de paso intento dejar de usar yo también esos adjetivos que, seamos sinceros, son muy socorridos pero empobrecen mucho nuestro lenguaje diario, ¿no os parece? Lo que tampoco quiero es que las relacionen con algo prohibido porque lo prohibido al final... ¡mola! sobre todo cuando eres un niño.
¿Os habéis enfrentado vosotros también a esa atracción fatal de los niños y las palabrotas?¿Lo habéis superado?¿Cómo lo conseguistéis?... una ayudita nunca está de más...

0 comentarios:

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Mientras tanto en Instagram..

Follow @ pilar_mamasfulltime