jueves, 24 de mayo de 2012

Dando de Comer a las Fieras

Sigo saliendo con la familia a rincones cercanos a casa, rincones que si estuvieran lejos serían destinos obligados pero como los tenemos aquí, al ladito, les damos mucha menos importancia.
¡Qué injustos somos con lo que tenemos más cerca!... incluso con los que tenemos más cerca, bueno pero... eso es otra historia.
A las afueras de Madrid está un pueblito que se llama Aldea del Fresno, allí, desde hace años hay una especie de zoo en el que se puede "pasear" entre los animales, eso sí, el paseo es en vehículo de motor... claro... por aquello de la seguridad... Se llama el "Safari El Rincón".
Ir con los niños es delicioso, es una aventura para ellos porque a muchos de esos animales que vemos les podemos también dar zanahorias y eso... al menos para mis peques, fue una experiencia excitante, sobre todo al principio cuando no tenían muy claro si los ciervos se comerían sólo la zanahoria o también parte de su dedo...
Ciervos, camellos, cebras,... osos, lobos...
Un paseo por la selva de lo más divertido... ¿no me creeis? Pues echad un ojo a las fotos...





¿Qué os había dicho? Pues esto es sólo una pequeña muestra, las risas de los peques no se pueden plasmar en fotos...

4 comentarios:

  1. Que buena alternativa al Zoo, porque de pequeña no me daba cuenta pero cuando te vas haciendo mayor y ves a lo animales encerrados ya no te parece tan guay.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son conceptos muy distintos, es cierto, a mí también me da un poco de "mal rollo" ver los animales enjaulados pero... estos tampoco es que estén en libertad... Es diferente. También es cierto que aquí hay muy poquitos en comparación con la labor y las instalaciones del zoo...
      Conceptos diferentes e incluso complementarios... diría yo...
      Me alegro de verte por aquí!

      Eliminar
  2. Llevar a nuestros peques a ver animales siempre es una apuesta segura. A ellos les encantan y nos hacen pasar un fantástico día en familia. Y se nota que vosotros lo pasasteis en grande.

    Saludos. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además, no se trata solo de mirarlos a lo lejos, en este caso los tienen muy cerquita... y les dan de comer, bueno al principio con miedo de perder algún dedo... luego el miedo era de los adultos por si mis inconscientes-peques abrían la ventanilla más de la cuenta y nos metía el hocico un camello... je,je,je...
      Lo pasaron y lo pasamos genial, es cierto.
      Un abrazo.

      Eliminar

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...