jueves, 27 de septiembre de 2012

Para Mamás Modernas e Hijos Decididos


Cuando nos ponemos estupendas como madres no hay quien nos pare. Madres modernas, madres comprensivas, madres tolerantes, madres que explican N veces a sus niños lo que está bien y lo que no está tan bien aunque tampoco tiene que estar mal del todo... Madres que en vez de resuestas damos explicaciones o peor aún: las buscamos.
¿Qué no? Pues seguid, seguid leyendo si os atreveis... que la cosa se pone interesante.

Yo sí, lo confieso, soy (perdón: pretendí ser) una mamá moderna, tolerante y comprensiva. Una mamá no condicionante que deja (perdón: dejaba) que ss peques se expresen libremente a la hora de jugar, de expresarse, de crecer por dentro.... ya me entendéis.
En mi caso con dos colillas rulando por casa no es que les comprara muñecas para que se desarrollaran sin condicionamientos por mi parte, pero algún set de limpieza tipo carrito con su fregona, su cubo, su trapo del polvo, su escoba y su cogedor pues si tuvieron mis dos salvajes... y digo salvajes con todo el conocimiento de causa que me otorga ser su santa madre.
Con esto que os quiero contar que las madres modernas, las que nos leemos los manuales de tres en tres, las que estamos comprometidas con la igualdad y con la conciliación, las que nos preocupamos con las noticias sobre educación sexista... esas, al final nos damos de bruces con la realidad. Y como madres y mujeres, encima pensamos que la culpa es nuestra.
¡Toma psicoanálisis a ver cómo se te queda el cuerpo!
Porque seamos sinceras, la genética tiene mucha mala baba y tú estás ahí facilitando que tus hijos jueguen a limpiar el salón (que por otra parte nunca está de más...) cuando una tarde te los encuentras subidos al respaldo del sofá y saltando como locos desde ahí a los asientos. Y eso en distintos momentos de crecimiento de cada uno y en distinto proceso madurativo (uno en torno a los 3 y el otro más hacia los 4 años de edad)
¿Qué haces ante esa perspectiva?
Pues poco puedes hacer...

Sí que es verdad que hay casos extraños y divertidos como el de LOLA / PEDROLO / ARTURO (mi preferido es Arturo y ya se lo he dicho a la madre de la criatura, es que una es periodista y eso de la sangre azul pues... que os voy a contar).
Si quereis seguir las aventuras y desventuras de esta "joya" que hace birguerías con los genes y que ha decidido que será ella y no esas cadenas de ADN tan repolludas, la que decida con que pie se levanta cada día... pues AQUI tenéis el enlace a su blog, porque es muy divertido leer como lo "sufren" sus modernos padres... sus acongojados padres.... y sus condicionados padres.
Porque a los adultos ya nos han socializado, ya formamos parte de un grupo social, de un entorno humano pero a LOLA/PEDROLO/ARTURO no la socializa ni la madre que la parió, así que poco tiene que decir aquí Darendorff, Webber o Schoppenhauer (que supongo que lo habré escrito mal... tradición en mí desde los tiempos de la facultad).
De verdad, no os la perdais, os vais a ahorrar una pasta en psicólogos... es lo de siempre, el consuelo colectivo, que une no sabes cuanto...

9 comentarios:

  1. Yo también soy una madre moderna. Vamos, hombre, pues claro. Y por supuesto que he comprado a mis hijos juguetes de todo tipo. Por ejemplo una escoba, que utilizan hábilmente como espada, o como porra, según se tercie,. También un muñeco que llora sin chupete, y que al pobre afónico lo tienen porque lo único que les gusta de él es verle berrear. Igual que el mogollón de platitos, vasitos y cacharritos varios que les sirven muy bien como misiles para el tiro al blanco. Y a mí para lanzar improperios cada vez que piso alguno de los cienes que van desperdigando por el suelo...

    Definitivamente mis hijos están asalvajados, y eso no hay madre moderna que no enderece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando iba al cole una profa nos decía que estabamos sin "desasnar" y mi madre se reía... ¡¡cómo se parecen mis hijos a mí!! (esto no lo diré nunca en vivo y en directo y siempre podré decir que esta respuesta no la escribí yo...)
      Un besote guapa.

      Eliminar
  2. Pero tú como eres tan maja, tan resalá y tan empática?, te debo una supermerendola¡¡. Hija, tienes razón, menos manuales y menos sentimientos de culpa que las cosas son más sencillas de lo que queremos ver muchas veces. Dice Arturo Frigopié (es el apellido que le ha adjudicado a este personalidad, toma castaña¡) que no le importaría conocer a las "colillas" y echarse unas peleas y tal.

    besos, reguapa¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien, bien, bien!! Supermerendola!!
      Lo dicho, póngame a los pies de Don Arturo Frigopié que es mi héroe/heroina desde hoy y hasta siempre...
      Mil gracias por tus palabras... sniff... ¡¡qué bonica!!
      Un abrazo, guapa.

      Eliminar
  3. Joooo, qué homenaje más chulo, me siento emocionadísima¡Eres más maja que las pesetas¡ y te debo una merendola a tí y a tus pequeños salvajes, que dice Arturo Frigopié (su apellido para esta personalidad, que tenemos varios) que quiere echarse unas peleas con tus "colillas" y pueden pisotear barbies juntos y todo.

    Muchas gracias¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  4. Experimento con crías de chimpancé (sin condicionantes culturales...) se les ofrece una muñeca y un juguete con ruedas, las hembras (lola\arturo\pedrolo) juegan con las dos cosas, los machos |andan la muñeca a freir espárragos y juegan con el juguete con ruedas.... algo hay. No quiero educar a mi hija en una igualdad irreal en la que hombres y mujeres son iguales, somos diferentes, pensamos distinto, hasta nos comunicamos distinto, pero eso sí, siendo mujer de la forma que ella quiera puede llegar al fin del mundo, creo que esa sí es la igualdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos de acuerdo en que la carga genética es inexcusable e innegable y quizás la igualdad real sea esa, la de poder elegir, la de tener libertad para elegir. Muy interesante tu reflexión, Silvia.
      Mil gracias. Un abrazo.

      Eliminar
  5. Jeje yo tb soy una madre moderna e intento educar a mi hijo en la igualdad, e intentar inculcarle que hay cosas que no son solo de chicas o de chicos, pero cierto es que llevan algo en los genes... son unos brutotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Grandes verdades de la humanidad maternal, hermosa!!! Je,je,je,je....
      Bss

      Eliminar

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...