9/24/2012

¿Quién Falta?

piojos viajando RusiaSí, ya hemos vuelto al cole.... ya llevamos varios días, unas semanas y estoy esperando a que por fin estemos todos....

Sí, aún faltan algunos por llegar pero sé que antes o después llegarán... Además, este año los he tenido que aguantar yo misma en primera persona, esto del blog está matando la poca intimidad que me quedaba...



No me digáis que en vuestro cole "ya estáis todos"... sí, sí, los niños sí están, los profes... más o menos, dependiendo de la suerte del centro en cuestión y ¿quién falta?¿no caéis?¿seguro?...

¡¡Los Piojos!!

¡¡Faltan los piojos de todos los años por esta época!!

No os lo he contado porque una es muy tímida para estas cosas pero... este verano, en el barco, nos fuimos varias familias... las de los demás viajeros, la mía propia y la familia de piojos que nos acompañó a mi propia familia. Sí, así como suena o como lo leéis.

Primero se acoplaron divinamente a mi cabellera.... buscar un champú antipiojos en San Petersburgo no es fácil si no dominas el alfabeto cirílico, podéis creerme. Así que tratando de evitar la confusión y que en lugar de un champú antipediculosis me llevara cualquier otra cosa escrita en cirílico... pues me aguanté hasta volver a tierras patrias.

Los picores fueron de lo más intenso que he vivido en los últimos tiempos... y no digo más, ya os podéis hacer una idea.
Y la llegada a Madrid, untarme de loción apestosa y asesina toda la cabeza y toda la melena y empezar a ver los cadáveres en el lavabo, fue todo una y un auténtico desahogo. No sabía yo que tenía tan desarrollado mi instinto criminal, eso también os lo digo.

Sí, obviamente los culpables fueron mis hijos que los trajeron del colegio sin mi permiso previo, el afán por tener animales en casa que les lleva a ser de lo más acogedores para estos bichos. Y claro me vieron, vieron mi pelo y se vinieron a instalar sus colonias veraniegas en mi cabellera y de ahí a la del SantoPadre sólo tuvieron que darse un paseo por la almohada y ¡venga fiesta del verano!

piojos viajar mamás full time

Pero ya pasó, hemos acabado con ellos, exterminados, finiquitados.. ni piojo, ni liendre se nos resiste.

Bueno, pues aquí estoy, armada hasta los dientes esperándoles a ver si se atreven a intentar volver con el principio de curso ¡Esta vez no me pillan desprevenida!¡¡JA!!

7 comentarios:

  1. Madre mía... yo estoy temiendo este momento que sé me llegará tarde o temprano... Sólo espero que no me los peguen porque M U E R O!

    Y qué asquito de foto, hija!

    Un beso, feliz comienzo de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. je,je,je.... o sea que la foto no te ha gustado, con lo mono que ha salido el bicho, así como posando y todo...
      Tranquila que todo se supera... esperemos que tengas suerte y te libres...
      Un besote guapa.

      Eliminar
  2. Yo espero que si llega ese momento, sea lo más tarde posible. Aunque por lo pronto, ya le corté el pelo a mi hija.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues debo decirte (por la amistad virtual que nos une... je,je,je) que no influye demasiado el largo del pelo...
      Pero de todos modos, cruzaré los dedos para tengas muuuucha suerte y la peque también, claro.
      Un abrazo desde la península.

      Eliminar
    2. Lo sé, pero también fue arrebato mío. Que ya comenzaba a tener el pelo muy largo ;)

      Eliminar
  3. Yo hasta ahora me había librado. Pero la pequeña los ha traído a casa y no hay manera de erradicarlos a los muy .... Las dejo como la patena y hala. Otra vez se los pegan. Me tienen absolutamente frita. Y es que es asquerosoooooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Has probado lo de la esencia del árbol del té para prevenir?
      La dejas como una patena y después, añades una gotas de este aceite en el champú habitual.
      A mí con los peques me ha servido, hemos estado todo el año sin inquilinos... ¡¡yuuuujuuuu!!

      Eliminar

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...