lunes, 25 de marzo de 2013

Avances en Lactancia Materna

Retomamos el tema de la lactancia en el blog y no tanto para hablar del pasado, como para hablar del futuro... pero eso sí, desde mi modesta experiencia y opinión como mamá de dos pequeñajos.
Ambos se alimentaron en sus primeros meses con lactancia materna en exclusiva, ElMayor durante unos nueve meses y ElCanijo durante casi un año.
Ya os conté AQUI la historia de la vuelta a "la teta de mami" de ElCanijo y lo mucho que nos ayudó a los dos la colaboración del departamento de pediatría del hospital en el que estuve ingresada...
Por eso hoy os hablo de extractor eléctrico de leche materna... y no, no es que me vaya de higos a brevas... esta vez, no.



Como os contaba, llegar a un hospital, con un bebé de días alimentado en exclusiva con lactancia materna y... que durante una semana haya una pausa no prevista pues... tiene una serie de riesgos.
Por un lado era sensato pensar que la facilidad de los biberones iba a ser determinante a la hora de que el regreso a "la teta de mami" fracasara.
Por otro lado, una semana sin extracción por mi parte era lo menos indicado para que continuase correctamente la producción.
La verdad es que en cuanto vieron nuestra situación y comprobaron que el niño no estaba contagiado, ya no nos dejaron darle el pecho a ElCanijo, ni por supuesto que volviera al hospital... pero por otro lado nos facilitaron la extracción de la leche mediante el uso de la bomba de vacío, esa que está justo en la cabecera de las camas... Seguro que no os habéis fijado, yo hasta entonces tampoco.
La extracción era mecánica y yo regulaba la fuerza de la succión. La utilizaba tres veces al día y por supuesto tirábamos la leche conseguida porque llevaba una carga de antobióticos que no podían ingerirse por parte de un bebé, pero conseguimos que la producción de leche se mantuviera sin problemas.

Yo en casa tenía extractor manual y debo reconocer que no tiene color con uno mecánico, después de haberlo probado.
Así que ahora que me cuentan que Phillips-Avent acaba de sacar en este mes de marzo, un extractor eléctrico me acuerdo de todo esto y si ahora tuviera que elegir, no me lo pensaba e invertiría en uno eléctrico. Ya sé que el precio (134€) es un punto a tener muy en cuenta en los tiempos que corren pero... la comodidad con respecto al extractor manual no tiene comparación y si conseguimos gracias a la extracción de leche materna ahorrar en la compra de leche de fórmula... pues compensamos el gasto y encima ganamos en salud para el peque y para la mamá.


Ya veis que la tetina imita el pecho materno en todo lo posible y además, el nuevo diseño trata de evitar en la medida de lo posible los dolorosos cólicos del lactante que siempre son algo más frecuentes cuando los biberones entran en la alimentación de los peques, según señalan todos los estudios...
Las tetinas son de silicona, algo más que conveniente sobre todo si no tenemos claro si nuestro peque puede ser alérgico al látex. Son esterilizables con agua hirviendo, con vapor o con agua fría y además son aptas para microondas y lavavajillas, son resistentes a los dientes del bebé cuando empiezan a aparecer y por supuesto no contienen BPA (bisfenol).
Vamos que no tienen nada que ver con la primera línea de biberones que lanzaron allá por 1984... ¡ha llovido y se ha modernizado mucho el sector, sin duda!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...