Pequeños Enólogos: La Rioja

Hoy nos vamos de ruta que ya es hora.
Una ruta que son muchas rutas porque no nos la hemos hecho en un día, desde luego.. y menos aún caminando.
Una ruta divertida, cultural, gastronómica, marcada por la historia y por las tradiciones y sobre todo muy, muy enológica.
¡¡Exacto!! Nos vamos de vinos por algunas de las bodegas más interesantes del país..
Y sí, si le aplicamos sentido común, de ese que tenemos los padres y las madres ¡¡a raudales!!.. es muy divertido hacer este recorrido con niños, de verdad de la buena..


Empezamos por La Rioja porque si hay una zona magnífica para descubrir el vino, sin duda es esta..
Además, creo que desde hace tiempo, la oficina de turismo de La Rioja, se ha currado mucho lo del turismo enológico y potenciar las rutas de las bodegas.
Relacionar turismo con cultura, con vino y con calidad, es un trío de ases que puedes encontrar en La Rioja sin ninguna duda.
Nosotros hoy os llevamos a tres bodegas emblemáticas de la zona, obviamente hay más, pero con estas tres os hacéis una idea de lo mucho y bueno que vais a encontrar aquí.
Hemos visitado las bodegas de Muga, dos veces, en dos ocasiones distintas y en ambas ha sido una experiencia de lo más recomendable.

Una de las entradas a las instalaciones de Muga con sus impresionantes esculturas.
Nos han gustado mucho y hemos aprendido recorriendo sus instalaciones, viendo los enormes tinos de madera, viendo como miman los caldos de sus cepas más viejas (y por tanto los más deliciosos..) y entendiendo como es la "clarificación" del vino, precisamente con clara de huevo. Una técnica que se remonta en el tiempo y que nos gustó muchísimo conocer.
Por cierto que la primera vez que fuimos nos contaron que las yemas que sobraban, las tenían que tirar por legislación sanitaria al respecto aunque antes las llevaban a un obrador donde las empleaban para elaborar precisamente eso, yemas.
La segunda vez parece que vuelven a permitirles que lo hagan, lo cual me parece estupendo, que no están los tiempos para tirar la comida precisamente..

Muga mantiene las tradiciones en la elaboración de sus vinos.

Dejamos Haro para desplazarnos a las instalaciones de Marques de Riscal, que ya de entrada tiene una presencia imponente gracias a la mano de Frank Gheri. El brillo del metal entre el verde de los campos cuajados de cepas, conjugando un presente que mira hacia el futuro pero con unas raíces muy bien puestas. Marqués de Riscal dispone de unas instalaciones enormes, cuidadas, modernas y tremendamente adaptadas a las nuevas tecnologías, a los nuevos tiempos.


El metal de las tremendas tinas, refrigeradas por serpentines que regulan y controlan minuciosamente la temperatura de los caldos que contienen. No queda nada al azar. La tecnología está implementada en la bodega viviendo el presente de una industria en alza en nuestro país y que tiene por delante unas expectativas más que interesantes y apetecibles.



Y visitamos también una bodega pequeñita pero encantadora, la de Heredad Ugarte.
Recorrimos las cuevas excavadas en la roca y después, en la cata posterior ElMayor (que por esa época era "el único") se tomó un mosto mientras sus padres cataban unos vinos estupendos.
La visita en este caso fue bien distinta, más que ver el proceso de elaboración vimos como son las nuevas formas de comercialización del vino, algo así como el "apadrinamiento" de las cepas o de las tinas. Tiene su encanto

Espero que os haya gustado el recorrido..

2 comentarios:

  1. Tengo unas ganas de hacer algo así.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás como no te defrauda, nosotros intentamos recorrer distintas bodegas al menos una vez al año y es una gozada..

      Eliminar

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Mientras tanto en Instagram..

Follow @ pilar_mamasfulltime