domingo, 23 de marzo de 2014

Museo Nacional de Ciencias Naturales

Vivir en una ciudad como Madrid es tener muchas, muchas opciones para que el aburrimiento no entre en casa.. vamos que ni se le ocurra aparecer.
El año pasado, en el cole de los peques, nos decían q ElMayor tenía muchos estímulos en casa.. nunca llegué a entenderlo del todo.. ¿teníamos que dejar de hacer cosas juntos para que el niño se centrara en clase?¿tenía que aburrirse cuando tenía tiempo libre en casa, cuando llegaba el fin de semana?
Este año no nos dicen eso. Este año tiene unos profes estupendos. Él sigue un poco despistado.. menos que el año pasado pero.. ¡¡esa es otra historia!!
Lo que os decía.. si pasáis por Madrid y tenéis tiempo no dejéis de visitar un museo como este, el Museo Nacional de Ciencias Naturales.. para los peques es toda una aventura, con sorpresas incluídas...



Da igual la edad que tengas. Este museo es increíble para cualquier niño y lo disfruta, desde la puerta de entrada prácticamente. Y es que ya veis la puerta tan mágica que tiene este museo. Parece que vamos a hacer un viaje al pasado según crucemos ese umbral.. bueno.. ¡¡es que es un viaje al pasado!!
Es eso exactamente...

Esa reja, ese ladrillo.. no me digáis que nos os lleva por lo menos al siglo pasado..

La zona de los huesos, de las réplicas de los dinosaurios, sin duda es una de las que más les llaman la atención, además se ven desde una especie de terraza, balcón o pasarela que te coloca a la altura de las cabezas de los propios bichos y hace que se aprecien más y mejor sus dimensiones "monstruosas".
Lógicamente, salieron encantados de poder casi contar los colmillos de estos "bichos" tan delgaditos...



Y luego, pudieron jugar con ellos con una aplicación de realidad virtual.
Seguro que lo habéis visto en muchas consolas portátiles, esas cartulinas hacían que los dinosaurios fueran saliendo en la pantalla, con una explicación de su época, su tiempo e incluso en algunas de las tarjetas aparecían los primeros humanos.. algo que a los peques les encantó ya que apenas si los reconocían como antepasados nuestros.. ¡¡es que hay que reconocer que eran poco agraciados, los pobres!!


Y la super-sorpresa final... ¡¡toooodo el museo!!¡¡por dentro y por fuera!! con un detalle y una imaginación increíbles, hechos con LEGOs. Inevitable pararse a verlo con detenimiento delante del cristal. No sé si esperaban incluso verse a ellos mismos, pero tampoco me extrañaría.. les gustó encontrar a personajes de ficción en un edificio en el que ellos estaban en ese mismo momento.
La verdad es que la maqueta del Museo Nacional de Ciencias Naturales con LEGOs nos encantó a pequeños y a grandes..



Lo dicho más que recomendable recorrer las salas llenas de animales, algunos de ellos prácticamente extinguidos por lo que es ya la única forma de verles como eran en "realidad".
Como punto negativo que también lo pudimos descubrir mientras lo recorríamos: la acumulación excesiva.. sí.. no es de recibo tener los fondos del museo y tener tan agobiantemente expuestos muchos de estos fondos.
No sé si es por los recortes o por qué pero es una lástima que no se trate de potenciar el turismo cultural en una ciudad como esta, que no se apoye la educación de otro modo, acudiendo a entornos como el del Museo Nacional de Ciencias Naturales, donde no se deja de aprender a la par que se anima la curiosidad de los peques. De verdad.. una pena..

5 comentarios:

  1. Me lo apunto para una visita con las niñas. Gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Os va a encantar!!
      Ya verás como disfrutan ellas..
      ¡¡No hay por qué darlas!!¡¡Faltaría más!!
      Bss!!

      Eliminar
  2. Que chulo lo del Lego del museo, yo fui de peque y creo que cuando la bichito sea un poco mas mayor iremos. Además es un edificio estupendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una pasada la maqueta de LEGO a los peques les encantó, claro.. pero a nosotros nos dejó alucinados.. jejeje ¡¡cómo niños nos lo pasamos!!
      El edificio es muy bonito, es cierto, todo acompaña.. y si aprovechas a ir en un día de solete para luego dar un paseo por Madrid, ¡aún mejor!

      Eliminar
  3. Qué chulo el museo! Tiene muy buena pinta! No lo he visitado nunca porque en mis dos visitas a Madrid siempre he ido por trabajo! Pero la verdad es que los museos de ciencia suelen ser una pasada, tanto para gente que tiene inquietud en ciencia como para el resto, tanto para niños como para adultos. El CosmoCaixa Barcelona, sin ir más lejos, es uno de mis museos favoritos de la ciudad.
    Isabel

    ResponderEliminar

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...