jueves, 6 de marzo de 2014

Recuerdos Prácticos y Modernos

¿Volvemos al colegio? Aunque sólo sea con la memoria...

¡¡Qué buena es la memoria a veces!!
Sí, a veces nos acordamos de cosas sencillas, de cosas que hacíamos cuando éramos niñas y de pronto... lo enlazamos con el presente, con el de nuestros niños.
¿No os ha pasado nunca?
A mí sí, el otro día sin ir más lejos
Me vino a la cabeza las cenefas de los cuadernos del cole.
¿Vosotros no haciais cenefas?
¿¿Noo??
Pues yo sí.. y muchas.. y visto ahora, con perspectiva... pues me parece que hablaba muy bien de mí que las hiciera..
No, no es que me haya puesto chula.. mejor seguid leyendo a ver qué os parece a vosotras...




Nos remontamos a cuando yo tenía la edad de ElMayor, en torno a los 8-9 años.
Por esa época yo iba a un colegio de monjas que mis padres consideraban que era estupendo y la verdad, tenían bastante razón.. salvo por el tema doctrinal, pero ese es otro asunto..
La cuestión es que en el cole, teníamos unos cuadernos para hacer los ejercicios de lengua o de sociales o de inglés, los problemas de matemáticas, los dictados de lengua,.. lo normal.
Y como es y era normal, en una clase en la que había más de treinta alumnas unas terminaban antes que otras.
¿Qué había que hacer cuando acababas el ejercicio en cuestión?
Una cenefa. Ni más ni menos. A poder ser distinta de la del día anterior, currada, con colores, con diseño, que sirviera para separar los ejercicios.
¿Y por qué?
Pues fíjate, en esto es en lo que he caído estos días.
Por muchos motivos, por un lado, quien primero había terminado el ejercicio o el problema, seguía haciendo algo con lo cual no charlaba ni interrumpía al resto hasta que todas terminábamos.
Obviamente las que terminaban antes hacían más cenefas en sus cuadernos y las que terminaban más tarde, no tenían tiempo de hacerlas.
Con este pequeño detalle, las profesoras podían saber quién terminaba antes y quién se esforzaba más en hacerlas, a la hora de valorar el trabajo del cuaderno, en la clase. Eso de la evaluación continua que llaman todavía en los coles..
Sí, en mi cole no había "déficits de atención" ni "hiperactividades".. lo arreglaban evitando que nadie se aburriera en la clase. No sé, lo mismo es una idea a la que habría que dar una vuelta... ¿no os parece?

4 comentarios:

  1. Yo tenia mi cuaderno lleno de cenefas, en mi cole lo llamabamos grecas, no sé porque. el caso es que mis profes no utilizaban esa táctica, pero me parece genial. Y la verdad que quieres que te diga, creo que hay demasiados déficit de atención e hiperactividad mal diagnosticados, lo que pasa es que son niños y ya está...........

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es verdad, en el mío también se llamaban "grecas"! y tampoco tengo ni idea de por qué...
      Yo creo que el recuerdo me vino precisamente por esa idea, que lo mismo hay más aburrimiento que hiperactividades... no sé..

      Eliminar
  2. ¡Hala! Pues yo no las hice en la vida, con lo que me hubiera gustado!!!
    Un besillo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje.. pues en cuanto encuentre los cuadernos en casa de mis padres (que mi madre sé que los tiene guardaditos) te las escaneo... jejejeje
      Bss mil!!

      Eliminar

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...