5/15/2014

Distinguir los Momentos

Hay días que estás más sensible, hay días muchos que te replanteas lo que haces y cómo lo haces.
Normalmente, en mi vida anterior (anterior a ser madre) esos días eran la excepción a la norma.
Pero llegaron ellos... los dos... y esos días se multiplican como una pandemia en mi vida y en mi relación materno-filial.
¿Lo estaré haciendo bien?
¿Es normal que la hora de la cena me sature tanto?
¿Es lógico que acabe discutiendo con ElCanijo porque se ha puesto ciego de galletas en la merienda y dice que le duele un pie y por eso no puede comer más brécol (literal, con este niño no necesito inventar nada)?
Y entonces van y llegan ellas...

todomundopeques mamasfulltime maternidad crianza apego
¿Parece desordenado? Eso es porque no habéis venido a casa...



Y entonces llegan ellas y escriben, Eva por AQUI y la tigresa POR SU CASA y te reafirman en que lo importante no es lo que lo parece sino otras "cosas", esas cosas a las que cuando queramos dar importancia ya quizás sea demasiado tarde. 
Y por otro lado, lo que no es importante no deja de ser necesario para ellos, para mis polluelos.. debe preocuparme lo del brécol, como debe preocuparme que se laven los dientes, como que sepan empatizar con el gordito de la clase, como una larga lista de "asuntos importantes"
No serán vitales, no les interesan ahora ni lo más mínimo pero yo sé que son importantes para ellos.

¿Y por qué?
Supongo que porque a esos dos individuos que viven en mi casa y a los que llamo hijos, los quiero a morir.. y eso también viene en el pack maternal.
Que lo mismo me debería importar algo menos si han comido verdura o no hoy... a lo mejor sí.
Que lo mismo el agotamiento de la hora de la cena es mutuo y no sólo mío y por eso estamos todos un poco que no nos aguantamos ni nosotros mismos... seguro que sí.
Que lo mismo tengo una suerte tremenda y nada es ni tan grave ni tan urgente ni tan importante... probablemente sí pero.. ¿¿y cómo demonios hago para distinguirlo??
¡¡Mira que me molesta eso del "término medio", el "equilibrio"!!
No sé supongo que lo sencillo son los extremos, los blancos o los negros, arriba o abajo. Eso es lo más sencillo en esto de criar y en casi todo.
Lo complicado es encontrar ese equilibrio, ese que decide qué día importa el brócoli y qué día es mejor pensar en otra cosa, en hacer el gamberro, en reir hasta atragantarnos,...
El punto de equilibrio.
El término medio.
La equidad.
¡¡El santo grial de la crianza!!
Por cierto que si alguna lo encuentra.. ¡¡por favor que me de alguna pista para saber donde buscar!!
Uff!!

todomundopeques mamasfulltime crianza bebés kids
Grandes momentos siempre hay... lo difícil es saber distinguirlos ¿no os parece?

14 comentarios:

  1. Quizá un día blanco y otro día negro.. y así durante años…quizá así logremos la equidad.
    Mira no sé, o eso, o, insisto, el mueble bar :)
    Gracias por la mención, reina mora!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejejejeje.. ese mueble bar, estaría bien compartirlo!!
      ¿Qué te voy poniendo, maja? ;-)

      Eliminar
  2. no sabes, pilarín, cuánto te entiendo... yo últimamente llego a la hora de la cena que lo mandaría a la cama sin cenar, eso sí, atado para que no se levante, y me quedaría tan ancha... ayer 35 minutos llorando porque no le explicábamos el cuento por lo mal que se había portado en la cena!
    a punto de tirarme por el balcón, lo juro...
    ODIO las rabietas y los, con perdón, huevazos que les salen a los 3 años!
    y lo malo es que esto lo hace con una comida que le chifla como la de ayer (judías verdes) o con otra que no... cada día es una sorpresa lo que nos deparará!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Joé maja, las cenas!!
      ¡¡Qué momentazo!!
      Sí, la verdad es que cuando no es por pitos es por flautas pero... ¡¡qué dura es la rutina, leche!!
      ¡¡Ánimo hermosa!!

      Eliminar
  3. Yo nunca ms he comido un brecol de esos! Pero el momento es aquel en aue lloras porque necesitas a tu madre y ella está ahí amorosa perdonandote haberle dejado toda la cena...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja... claro, como una madre.. pues que te voy a contar...
      Pero, telita el amigo y las razones que esgrime... ¡¡uff!!

      Eliminar
  4. Mujer, la media de 5 y 5 es la misma que de 0 y 10. Confíémos que nuestros momentos de gloria compensen los de flagrante atropello. Un besazo hermosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡Me encanta lo del flagrante!!
      Si el atropello ha de ser algo pues sí, que sea flagrante... jejejejeje
      ¡¡Como detesto las medias!!¡¡Uff!!
      Bss guapa!!

      Eliminar
  5. Leeros, a las tres, trae un poco de luz a los días más oscuros. Por eso, merece la pena leeros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡¡Muuuuuuchas gracias!!!!
      Un piropazo de tu parte, maja
      :__)

      Eliminar
  6. Solo con que en los peores momentos te acuerdes de ese al que le duele el pie y por eso ya no puede comer, ya te relajarías y te echarías unas risas, y así encontrarías en equilibrio sin buscarlo. Bueno, es medio broma, el hijo pequeño de una amiga un día quería colarle a su madre que no podría ir al cole porque le había mordido el perro (un gran danés, que si le muerde de verdad con 6 años que tiene, se lo zampa de un bocado), que hartura de reír, madre.

    Y si no quiere comer brécol (ay, estoy acostumbrada a llamarlo brócoli), pero ha comido alguna manzana, o un puñado de cerezas durante el día, también da un poco igual. ¡Ah! esa verdura está más buena cruza y con aceite y limón, ¿se la das así?

    Las tardes / noche son de traca creo que para todas, el cansancio hace mella, y sin risas es más complicado. Y lo dice una que según sus hijos es una gruñona y está siempre enfadada (ese concepto 'siempre', ejem), ¿enfadada yo?, bueno también el mayor me dice que me odia, eso sí: 30 minutos antes de decirme que me quiere, y soy la mejor (¿ein?).

    Pues nada, ahora me voy a poner una peli para ver con mi marido, que es viernes y a los niños les toca desahogarse haciendo el salvaje, por esos caminos de montaña que tengo la suerte de tener a minuto y medio de casa. Hoy se libran de la ensalada, un sandwich con algo dentro y arreando.

    Besos, y no te preocupes que la búsqueda del Grial es lo que nos hace fuertes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Cruda?¿El brécol? ¡¡No, nunca la hemos comido cruda!!
      Cocida o al vapor.. cruda jamás, pero si nos la recomiendas yo encantada de probarla.
      Sí, si motivos para sonreir siempre se quedan agarrados a la memoria pero en el día a día, es complicado que me acuerde de si ha comido o no una manzana en el cole.
      ¿Y si no es un día?¿Y si es la norma?
      ¡¡Seguiremos buscando el Grial.. como no podría ser de otra manera.. jejejejeje!!

      Eliminar
    2. Eso, tu a seguir buscando, en la vanguardia, que yo voy pegadita a tí, y llevo linternas para buscar mejor, y termos de café para combatir el sueño. Encontrarlo no sé, pero que acabaremos siendo mejores y aprenderemos un montón, eso seguro.

      El brécol (¿brocoli? ¿son los arbolitos verdes que dice mi hija?) en ensalada.... los míos si no es así no lo comen.

      Abrazos

      Eliminar
    3. Jajajajaja... ¡¡buscaaaando voooyy!!
      Me dejas loca con lo del brécol en ensalda, de verdad de la buena.. Voy a buscar alguna recetuqui por la red para probar "los arbolitos verdes" de ese modo.
      Bss!!

      Eliminar

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...