11/03/2014

Fundación Khanimambo: Plantando Sonrisas en los Rostros de los Niños de Mozambique

Ya sabéis que con esto del blog tenemos la inmensa suerte de que nos informan, nos invitan y nos permiten probar cosas chulas a mis hijos y a mí. Sí, es una suerte y yo estoy tremendamente agradecida a esas empresas y agencias, que piensan en nosotros de una forma personal, más directa… ya sabéis a qué me refiero.Bueno pues una de esas invitaciones a la que lamentablemente al final no pude acudir llegó a mi mail hace unas semanas y me encantó.
Una invitación a unas puertas abiertas en una nueva sede en la que se iba a hablar de solidaridad, de sonrisas, de niños, de educación y de Khanimambo. No sé si conocéis el proyecto pero os aseguro que merece mucho la pena que sigáis leyendo tanto si conocéis a los “manus” como si no…




La Fundación Khanimambo es una organización no gubernamental cuyo objetivo es contribuir a mejorar la situación de 400 niños y niñas de Praia de Xai-Xai en Mozambique, a mejorar su situación en el más amplio sentido de la palabra como es lógico.
Una fundación que nace hace 5 años, cuando la inquietud de Alexia le hizo recorrer Mozambique para conocer muchos de los programas y proyectos de cooperación española. De ese viaje le surgió la necesidad de crear su propio canal de ayuda y de colaboración.

El objetivo básico de la Fundación Khaninambo son los niños, los niños mozambiqueños, el futuro del país, el futuro de cualquier país.
Su educación, sanidad, nutrición y vivienda.


Hace algunas semanas tuvieron una jornada de puertas abiertas porque inauguraban su nueva sede en Madrid y muchos, muchos amigos acudieron a conocer su nueva casa. De hecho, muchos de ellos aportaron lo que pudieron en ese momento para comprar los colchones que les faltaban a algunos de los “manus” de Praia de Xai-Xai según les contó Alexia Vieira, presidenta de esta ONG.

Como os decía Aleixa Vieira es la “culpable” de todo esto, un viaje, una intención de colaborar y de que el futuro de los niños mozambiqueños recaiga en sus propias manos ¿cómo? Invirtiendo en su educación, ayudando económicamente a sus familias para que los niños no tengan que hacerlo y puedan destinar sus esfuerzos al trabajo del estudio.
Aleixa además se vino a Madrid a contar todos los logros de la Fundación Khanimambo que poco a poco, con pasitos pequeños, va recorriendo un camino iluminando el lado más optimista de la cooperación.














Aleixa además de valiente, como lo son las personas que se implican y aplican su vida y su esfuerzo en la colaboración con otros países, con otras comunidades, resulta que también es mamá de dos peques. Una mamá que concilia como puede y como va aprendiendo día a día una vida laboral que se relaciona intensamente con su vida personal. ¿No os gustaría que esta #MamáPluriempleada os contara su secreto? ¡¡A mí sí, muchísimo!!

Pero hoy es el momento de hablar de estos niños y de estas sonrisas, pocas cosas dan más luz y pocas medidas se pueden tomar con más sensibilidad y más inteligencia que aquellas que enseñan a los niños, que invierten en su educación, en su preparación, en su futuro y por tanto en el de su propio país. Una necesidad, sin duda.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...