6/01/2015

150 Palabras. Caricias de Naranja.

¿Qué pasará?¿De qué hablarán las dos amigas?¿Más nervios?¿Más risas?
O quizás sea Nicolás... ¿Qué novedades tendremos en la historia?
Pero si os parece primero retomamos un par de capítulos anteriores, en el que nos habíamos quedado la semana pasada, que no quiero que nadie se pierda y que luego empiecen las quejas... que nos conocemos... jejejeje




Estamos retomando ya el Capítulo IX (que se publicó aquí mismo el 30 de Marzo de 2015):
"El sonido más horrible del mundo siempre es el del despertador y eso que la mañana abrió soleada para compensar. Eso seguro que era una buena señal para el primero día de colegio.
Pensaba en empezar en un colegio nuevo y sentía que le costaba respirar.
Se sentó en el borde de la cama y se frotó los ojos con las manos para sacar el tozudo sueño que se había quedado aún ahí, alojado.
Desayunar corriendo, vestirse en un minuto, coger la mochila, meter la carpeta y algún libro y arreglarse el pelo del flequillo en el espejo de la entrada, coger las llaves y darle un beso a su madre antes de salir corriendo de casa.
- ¡Suerte, cariño!
En ese momento Carmen sale de la suya. Como por accidente cruzan la mirada en el descansillo de sus casas.
¿Puede haber mejor forma de empezar en un colegio nuevo?"





El Capítulo X llegó a este blog allá por el 13 de Abril de 2015:
"- Hola
 - Hola
Saludos con miradas azoradas, esos saludos...
 - ¿Tu también vas en ruta?
 - Sí
Ya se sabe que los chicos a esa edad son de hablar poco, todos lo sabemos y Nicolás no iba a ser una excepción, además...los nervios de pronto se le habían agarrado a la garganta, así que se volvió a colocar el flequillo.
Se dirigieron a la plaza caminando calle abajo, justo al lado del parque.
Carmen olía a jabón de lavanda y a crema solar, le encantaba la mezcla, le recordaba al olor del verano. Le gustó aún más la estupenda coincidencia y ya cuando se puso a cantar en voz bajita, le hizo mucha gracia y sonrió.
Carmen le miró, vió su sonrisa pícara y se rieron juntos, ni se había dado cuenta de que caminaba a su lado cuando arrancó a cantar...o quizás sí, acaso importaba eso."



Y hasta aquí la recopilación de capítulos atrasados.
Llega el momento del capítulo de hoy ¿no os parece?

"Había sido un roce de lo más fugaz, una caricia suave, demasiado suave al coger la caja de naranjas.
- Os traemos unas cuantas, son del huerto de mi suegro en valencia, son de esas ecológicas y  la verdad es que están deliciosos, ya veréis - decía la madre de Carmen a la suya.
- ¡Genial!¡Muchísimas gracias!¡Nos encantan las naranjas en esta familia!
- Ya... te vi tan cargada la otra noche cuando coincidimos que me he acordado en cuanto las ha traído Luis esta tarde.
- Bueno, algunas ya ves que son pequeñas como canicas - añadió su padre cogiendo una u mostrándola a las dos mujeres que se reían.

Él sólo miraba a Carmen que se había puesto colorada con el roce de dedos, con la caricia sutil que él había dejado en su mano, una mano que ella no había retirado tampoco aunque ahora no quisiera mirarle."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...