martes, 23 de febrero de 2016

ReaLife: Compartir y Convivir versus Competir

Que educar es una tarea complicada y con la que no siempre sabemos si acertamos o no, es algo obvio.
A todos se nos pasa por la cabeza a algunos incluso varias veces al día que algo estamos haciendo mal, que nos estamos equivocando aunque lo que hagamos lo hagamos con la mejor intención, después de haber leído no sé cuántos libros sobre educación e incluso, tras horas de meditación sobre la almohada.
Sí, en algún momento todos pasamos este calvario cuando tenemos hijos.

¿Lo mejor en estos casos?

Comentarlo con otros padres y otras madres, al menos a mí me ayuda y de ahí surgió ReaLife porque en el fondo lo que nos pasa a uno realmente nos pasa a todos, es sencillamente la vida real y hoy dos mamás nos hablan precisamente de eso, de educar.


Educar para compartir en lugar de competir… pocos asuntos más complicados en los tiempos que corren.


educación infancia felicidad convivir compartir

Hay quien señala que la competición es intrínseca a la condición humana por aquello de la supremacía y perpetuación de la especie. Yo modestamente me resisto a creerlo, soy de las que piensa que funcionamos mejor en equipo por aquello de ser animales sociales, sí es cierto que es bueno y sano definir la labor de cada uno dentro de ese equipo pero no se puede compartimentar hasta el punto de abortar las sinergias de colaboración que pueden y deben surgir.
Y ahí la complicación: ¿Cómo hacerlo para enseñárselo a los niños?¿Cómo abordar su educación desde un punto de vista cooperativo y no competitivo?¿Cómo poner en valor la cooperación por encima de la competición en nuestra sociedad actual?

Melisa, a quien podéis leer en su estupendo blog, lo tiene muy claro al respecto aunque ella también coincide en la dificultad que conlleva: “No creo que sea una enseñanza rápida, no vale una charla o un cuento y tirar millas. Para enseñarle algo así, que no deja de ser una manera de afrontar la vida, creo que además de hacérselo ver con palabras cuando sea oportuno, lo más importante es dar ejemplo, que vean en nosotros ese comportamiento. Como en tantas cosas, tenemos la responsabilidad de ser su espejo.”

Interesantes y laboriosos conceptos para poner en práctica como padres en la educación de nuestros hijos: el ejemplo, ser su espejo y una manera de afrontar la vida cuando sean adultos ¿no os parece?

real life blogueras madre reciente

Sonia, quien también es de lectura recomendable a través de su blog, lo plantea de este modo: “Sin duda la piedra filosofal para enseñar a mis hijos a compartir y convivir es mediante el ejemplo. Nuestros hijos no escuchan siempre lo que les decimos pero sí que nos observan, así que intento ser siempre un buen modelo para ellos.
Sin duda pienso que el tema de la competición se lo imponemos nosotros. Hay familias que justifican que deben enseñar a sus hijos a ser competitivos porque esta sociedad lo exige pero yo no pienso así. Yo no quiero hijos perfectos, ni que sean los mejores en todo aquello que hagan sino que quiero hijos felices, que entiendan que el error es parte esencial de su aprendizaje. No es lo mismo decirle a tu hijo cuando está a punto de salir al campo a jugar un partido “Sobre todo pásatelo bien” que decirle “¡A ver si ganáis!”.
Creo que esta educación en valores debe estar complementada con el centro escolar. Yo elegí una escuela para mis hijos donde les enseñan a compartir, conocen la realidad de personas desfavorecidas y les implican en el diseño y realización de proyectos solidarios.
Incluso en mi blog les he querido explicar a mis hijos qué era la solidaridad y la importancia de compartir y podéis echarle un vistazo si os apetece.”

Pequeños gestos por nuestra parte como ese deseo que comentaba Sonia como ejemplo ante una actividad deportiva de nuestros hijos, son detalles que les enfocan a enfrentarse a su vida de una manera o de otra sin olvidar que en el fondo lo más importante para nosotros como padres debería ser eso, conseguir que sean felices ¿no?

¿Quién dijo que educar fuera fácil?
Aunque la verdad es que compartiendo la vida real como madres, todo se ve asumible, abarcable, sencillo no ¡desde luego! pero tampoco imposible ¿verdad?
Esto es ReaLife, ni más ni menos.

sociedad educación convivencia

2 comentarios:

  1. Genial entrada. No puedo estar más de acuerdo con vosotras, al final a compartir, se aprende con el ejemplo que damos los padres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El ejemplo sin duda es lo que de verdad les enseña, es así.

      Eliminar

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...