viernes, 20 de mayo de 2016

Educación. Grandes Profesores y sus Grandes Gestos con sus Alumnos

educacion profesores escuelas alumnos

Hablar de educación es hablar de lo que pudo haber sido y no fue, al menos en nuestro país. Teniendo en cuenta que estamos de fin de semana, como quien dice, mejor nos damos una vuelta por el lado soleado de la educación, que siempre es más animado y nos muestra que sí es posible hacer cosas en las escuelas y  alguna de las cosas además se ha hecho en una escuela española.

Grandes profesores y sus grandes gestos con sus alumnos, esos detalles que hacen que a los alumnos les apetezca de verdad aprender y no sólo por los resultados, las notas y esas cosas.

¿Os apuntáis a este repasito por los casos más esperanzadores y más “buenrollistas” que he encontrado en estos días relacionados con el educación?



Primero, por fechas y por proximidad geográfica, conocimos la historia de Iván, el profesor de sexto de primaria que se encargó de enviar una carta personal a cada uno de sus alumnos durante las vacaciones de semana santa.
¿Para qué? Para animarles, para apoyarles, para reconocer con ellos que no es fácil, que están viviendo en pleno cambio pero que los esfuerzos que hacen se notan, él que es su profesor lo nota y sabe que pueden afrontar un último esfuerzo justo ahora, que queda poquito para que se acabe el curso y lleguen las deseadas vacaciones de verano.

apoyo ánimo esfuerzo alumnos

En esa misma línea nos llegaba hace muy poquito la historia de la profesora de un colegio en el estado de Nueva York, que justo el día de uno de los exámenes más importantes de sus alumnos, en cada pupitre de cada uno de ellos, fue dejando mensajes personales de ánimo y de apoyo… bueno y unos “donuts del estrés” para que los tomaran cuando más lo necesitaran.

educación apoyo alumnos ánimos

Y otra profesora, esta en Argentina, decidió que dadas las circunstancias personales de su alumna era mucho más justo valorar su esfuerzo que los conocimientos que había conseguido acumular que eran nulos ya que no había podido comprar el libro ni la carpeta debido a la precaria situación económica en la que vive.

esfuerzo pobreza alfabetización


Sí, ya veis que hoy no quería tragos amargos… ya si eso la semana que viene hablamos de la educación pública en Madrid que eso sí que es un trago terrorífico… ¡y lo que nos queda!

Pero hoy… ¡sonriamos mientras podamos que se pueden cambiar las cosas, poco a poco!

2 comentarios:

  1. Me acabas de alegrar la mañana... Y me llevo alegría en la recámara para algún día más, no creas. ¡Genial post! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡¡No sabes cuánto me alegro!!
      La verdad es que sí, son pequeños gestos pero dicen tanto y tan bueno de quienes los realizan.. ¡a mí también me encantaron cuando los descubrí!

      Eliminar

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...