Deporte y suelo pélvico, una relación sana


suelo pélvico maternidad salud

Llega el buen tiempo y salimos más, nos movemos más y nos cuidamos más.


De hecho, hoy me puse las deportivas para movernos un poco que nunca está de más pero siempre con cabeza que hay que cuidarse incluso esas zonas de las que no sabíamos nada antes de ser madres, sí, os hablo de vuestro suelo pélvico.


Lo de que nos movemos poco es una realidad y tendríamos que hacerlo más, sin excusas ni pretextos.

Es verdad que los datos dicen que cada vez hay más personas que se animan a practicar algo de deporte pero aún somos muchos los que nos resistimos a entender que es bueno para nuestra salud.

Hay planes, rutinas, entrenamientos y buenas intenciones que nos dejan claro que con un poquito de esfuerzo por nuestra parte podemos ayudarnos a estar mejor, más sanos y más animados.



Rutinas en casa

salud suelo pélvico

Los movimientos más básicos para que saquemos unos veinte minutos cada día para desentumecer nuestro cuerpo ¿os animáis?

Empezamos:

* Sentadillas: sí, son las más duras pero también las más eficaces para fortalecer las piernas y los glúteos, esa parte de nuestro cuerpo sobre la que pasamos muuuuuchas horas al día.

* Plancha: pero no la de planchar, ya me entendéis. Vamos a trabajar el abdomen que nos va a venir de perlas.

* Zancada: o lunges como dicen en algunos gimnasios. Se trata de un ejercicio para trabajar ambas piernas, para compensar posibles desequilibrios de fuerza y de masa muscular.

* Curl de bíceps: para terminar la rutina trabajando nuestros brazos. Hay que tener en cuenta la postura correcta para no hacernos daño.


Por si andáis escasos de inspiración tenéis un montón de videos en Youtube que os pueden ayudar a motivaros y a moveros sin salir de casa.



A por el suelo pélvico

deporte salud suelo pélvico

Pero puede que seais más lanzadas, que queráis respirar aire fuera de casa, que queráis que os vaya dando un poco el sol.

Puede que os animéis a empezar a correr o a trotar o a andar deprisa como hace nuestro presidente, por ejemplo.

Bueno pues antes de eso quizás tengáis que echar un ojo a vuestro suelo pélvico porque resulta que lo de correr o trotar está estupendo para la salud en general pero no es muy recomendable si tenemos el suelo pélvico algo perjudicado.

El suelo pélvico seguro que antes de ser madre era un perfecto desconocido pero ahora se ha convertido en un amigo un poco traidor.

Se trata de un conjunto de músculos que se extienden desde la parte delantera de nuestra pelvis hasta el coxis. Sostienen nuestra vejiga, el intestino y el útero dentro de nuestra pelvis.

Sí, habéis leído bien: vejiga, esto explica muchas cosas ¿verdad?

Obviamente si estos músculos están ahí es porque son útiles e importantes, la cuestión es que si has tenido partos naturales puede que ahora tengas que hacer ejercicios pero no sólo los que mencionaba antes sino ejercicios específicos para fortalecer la musculatura de tu suelo pélvico.

Son los ejercicios de Kegel, un doctor que allá por los años cuarenta, se dio cuenta de la importancia del suelo pélvico para la vida diaria de las mujeres y diseñó una serie de ejercicios para recuperar el tono de este grupo de músculos.

Contraer los músculos del suelo pélvico hacia arriba y hacia adentro para fortalecer y tonificar la musculatura de toda esta zona. Con cinco minutos al día es más que suficiente, los resultados no se aprecian a corto plazo pero es cierto que son unos ejercicios que funcionan.

Un poco de fuerza de voluntad y a movernos.

0 comentarios:

¿Alguna idea al respecto que te apetezca compartir?
¡¡Genial!!
..y muchas gracias por hacerlo.

Mientras tanto en Instagram..

Follow @ pilar_mamasfulltime